Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Bombardeo a un hospital de Médicos sin Fronteras en Yemen

Audio 04:36
Tropas leales al gobierno yemenita  el 18 de diciembre pasado.
Tropas leales al gobierno yemenita el 18 de diciembre pasado. REUTERS/Ali Owidh

El conflicto en Yemen sigue subiendo en tensión. Cinco personas murieron luego del ataque a un centro hospitalario manejado por la ONG Médicos Sin Fronteras, víctimas colaterales de la lucha libra la coalición internacional, comandada por Arabia Saudita, contra la rebelión de los hutíes.

Anuncios

El ataque se registró en el distrito de Razeh, en la frontera yemenita con Arabia Saudita. Una zona estratégica que se ha convertido en blanco frecuente desde marzo pasado, cuando la coalición internacional decidiera enfrentarse a la rebelión de los hutíes que combate junto a las tropas leales al expresidente Ali Abdulá Saleh.

Desde Médicos Sin Fronteras indican que es imposible, hasta el momento, señalar de qué bando provino el ataque. También denuncian que todos los actores del conflicto conocían las coordenadas en las que se ubicaba el hospital. ‘No sólo conocían las coordenadas, sino que habíamos hablado con ellos reiterativamente de mantener el respeto a las instituciones de salud’, dice Teresa Sancristóval, responsable de emergencias de Médicos Sin Fronteras.

A eso agrega: ‘les habíamos explicado nuestras actividades. Les habíamos compartido información de lo que hacemos y dónde lo hacemos, realmente ningún actor armado de este conflicto puede decir que no sabía perfectamente lo que pasaba en esas coordenadas GPS’, sentencia Sancristóval.

El bombardeo al hospital gestionado por MSF confirma la compleja situación que se vive en Yemen, sobre todo la población civil. Una situación que ha ido tomando otros ribetes desde que el país es el centro de debate de otra escalada de tensión, la que enfrenta a Riad y Teherán, dos potencias regionales con intereses estratégicos en Yemen.

Se trata, entonces, de un tira y afloja que ha llevado a que las conversaciones de paz yemenitas se atrasen, sin que se tenga muchas esperanzas que de allí salga humo blanco. Para el experto Ignacio Álvarez Ossorio, profesor de estudios árabes de la Universidad de Alicante, en España, es ‘complejo que hayan avances en la mesa de diálogo yemení, justamente porque no hay voluntad política. Quizás más que mesas locales de paz, lo que hace falta es una gran conferencia internacional sobre el estado de las cosas en la región, en Oriente Medio, que no aborde solo la crisis de Yemen. Eso será muy complejo si no hay una involucramiento claro y activo por parte de los países occidentales’, dice el experto.

Entrevistados: Teresa Sancristóval, responsable de emergencias de Médicos Sin Fronteras y Ignacio Álvarez Ossorio, profesor de estudios árabes de la Universidad de Alicante, en España.

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.