Saltar al contenido principal
Daesh en Irak y Siria

Obama asegura que el EI está a la defensiva mientras los yihadistas conquistan nuevas plazas

Un militante del Estado Islámico cerca de Raqqa.
Un militante del Estado Islámico cerca de Raqqa. © REUTERS/Stringer

En una inusual visita a la CIA, en Langley, en el estado de Virginia, el presidente estadounidense se reunió este miércoles con los principales consejeros que se encargan de la seguridad de Estados Unidos, así como con el vicepresidente Joe Biden y el responsable de la diplomacia, Kohn Kerry para hablar sobre la estrategia contra el Estado Islámico en Medio Oriente y en África. En el terreno, los yihadistas y los rebeldes libran una batalla en la región de Alepo, cerca de la frontera con Turquía.

Anuncios

“En Irak y en Siria, el Estado Islámico está a la defensiva. Nuestra coalición de 66 miembros, incluidos nuestros socios árabes, está a la ofensiva. Tenemos el viento en popa. Continuamos eliminando a sus dirigentes, a sus comandantes y a aquéllos que preparan ataques terroristas. Cada día sus jefes se levantan sabiendo que tal vez será el último”, dijo enérgico Barack Obama.

El discurso triunfalista de Obama estuvo sin embargo matizado porque añadió que a escala mundial, el número de yihadistas estaba creciendo. “Este es un combate muy difícil y complejo, pero lo vamos a ganar”, aseguró. El presidente se refería sobre todo a Libia, adonde están llegando cada vez más combatientes del EI. El presidente también insistió en la necesidad de apoyar a Irak para estabilizar las ciudades recuperadas al Estado Islámico y en la fragilidad de la tregua en Siria.

El Estado Islámico habría perdido el 40% del territorio que controlaban en Irak

Estados Unidos asegura que desde que comenzó a liderar los bombardeos en 2014, los yihadistas han perdido el 40% del territorio que controlaban en Irak y el 10% en Siria, y no sólo eso, el departamento de Estado considera que también han disminuido sus combatientes en esos países, aunque en este aspecto no da cifras.

El último cálculo se remonta a septiembre de 2014, entonces un miembro de la CIA dijo que el grupo terrorista podía contar entre 20.000 y 31.500 combatientes, incluyendo a yihadistas extranjeros. Desde entonces, la coalición formada por 66 países ha lanzado 11.000 ataques aéreos. Las fuerzas iraquies y kurdas apoyadas por Estados Unidos, han recuperado las ciudades de Tikrit y Ramadi en Irak y en Siria, las fuerzas de Bashar al Assad, apoyadas por Rusia ha expulsado a los terroristas de la ciudad de Palmira.

Los expertos coinciden en que el Estado Islámico está perdiendo terreno, sobre todo, zonas petroleras y que ya sólo controlan zonas de producción de crudo en el este del país. “El petróleo suponía para el Estado Islámico en 2015 unos 3.000 millones de euros al día, una parte del petróleo pasaba clandestinamente a Turquía y llegaba incluso a Europa. El hecho de que esa fuente de financiación se debilite es una nueva noticia, pero hay otras fuentes de financiación como los impuestos o las donaciones privadas que vienen de los países del Golfo”, afirma a RFI Moussa Bourekba, investigador del Centro de Documentación de Barcelona, CIDOB y gestor del proyecto Sahwa sobre la juventud en los países árabes.

Los yihadistas conquistan pueblos cerca de la frontera con Turquía

Este jueves el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos informó de que la provincia de Alepo, cerca de la frontera turca, está siendo el escenario de violentos combates en varios frentes. "Se están produciendo intensos combates entre los rebeldes y el EI, tras un avance de los yihadistas que han tomado el control de seis pueblos cerca de la frontera turca", indicó el OSDH. La más importante de esas localidades es Hiwar Kallis, situada a un kilómetro de la frontera.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.