Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Turquía expulsa al grupo Estado Islámico de su frontera con Siria

Audio 04:39
Frontera turco-siria el pasado 2 de septiembre
Frontera turco-siria el pasado 2 de septiembre AFP

 Ankara asesta un duro golpe a los yihadistas obligándolos a replegarse y cortándoles un paso fundamental para el suministro.Además con la jugada entra de lleno en el ajedrez internacional en el que se ha convertido la guerra civil siria.

Anuncios

Ankara asesta un duro golpe a los yihadistas obligándolos a replegarse y cortándoles un paso fundamental para el suministro.Además con la jugada entra de lleno en el ajedrez internacional en el que se ha convertido la guerra civil siria.

Durante meses se le acusó de ser permisivo y de hacer la vista gorda de una frontera porosa por donde pasaban libremente yihadistas, petróleo y armas. El escenario es muy distinto ahora que Turquía ha decidido entrar de lleno al conflicto, herir gravemente al grupo Estado Islámico, pero también impedir que los kurdos se hicieran con una franja territorial entre Siria y Turquía.

Eso es lo que ha ganado Ankara en el mapa tras lanzarse en la operación denominada ‘Escudo del Éufrates’, que se tradujo en un primer paso en la protección de su frontera con Siria, en los puntos donde los yihadistas aún tenían el control.
“Desde Azaz hasta Jabarabulus, nuestra frontera de 91 kilómetros está totalmente protegida. Todas las organizaciones terroristas han sido desalojadas”, declaró Binali Yildirim, Primer ministro turco.El grupo Estado Islámico perdió así “todo contacto con el mundo exterior” decían desde el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Turquía logra así crear una zona contención, tanto para los yihadistas, como para los kurdos, pero también se adelanta al desafío que llegará al momento del repliegue completo del grupo Estado Islámico. Así lo dijo a RFI Pedro Baños, experto en geopolítica: “Hay que pensar que, como todo lo predice, se va a producir un ataque tanto sobre Raqqa en Siria, como sobre Mosul en Irak y evidentemente eso va a generar que millones de personas sean expulsadas de sus hogares. La zona tapón le permitirá a Turquía tener un control mucho más exhaustivo de esos éxodos masivos”

Pérdida para Daech, un punto estratégico para Turquía

Aunque la organización terrorista cuenta aún con extensas zonas de control, tanto en territorio sirio como iraquí, el cierre del paso implica una pérdida territorial importante. Tiene aún mucho más efectos en la moral de sus tropas, porque deja en evidencia que Turquía entró de lleno a luchar en su contra. Se trata de un actor ya conocido, es cierto, pero con la operación ‘Escudo de Éufrates’ posiciona sus piezas a nivel regional. “En Siria no solamente hay una guerra civil, sino que hay mucha guerras superpuestas. Hay un enfrentamiento geopolítico regional, pero también un enfrentamiento geopolítico mundial. Evidentemente hay una pugna enorme entre Estados Unidos y Rusia”, comenta el experto Pedro Baños.

La operación turca no podría entenderse sin la aprobación rusa, la misma que llega poco después de que Ankara y Moscú pactaran su reconciliación. De hecho la intervención turca complace a Rusia porque pone en aprietos a los kurdos, aliados en este conflicto de los Estados Unidos.

En este combate estratégico Washington también ha dado su aprobación, claro que cautelosa, mientras estudia hasta dónde Ankara podría llegar. Moscú y Washington siguen manteniendo “un pulso, están combatiendo de forma indirecta: Rusia está apoyando a las fuerzas de Al Assad, más todas las fuerzas que colaboran con él, que son muchísimas y que se enfrentan militarmente con fuerzas apoyadas por los Estados Unidos, como son las fuerzas democráticas sirias, básicamente compuestas por kurdos. Es decir, Rusia y Estados Unidos se enfrentan a través de fuerzas interpuestas, ninguno quiere perder, saben que es muy difícil ganar, pero perder podría tener repercusiones en otros escenarios mundiales”, finaliza Pedro Baños.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.