Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Fuerzas iraquíes lanzan una ofensiva para recuperar el oeste de Mosul

Audio 04:21
Tropas iraquíes en el aeropuerto de Mosul, el 23 de febrero de 2017.
Tropas iraquíes en el aeropuerto de Mosul, el 23 de febrero de 2017. REUTERS/ Zohra Bensemra

Tropas de élite del ejército iraquí han lanzado una amplia ofensiva contra los combatientes yihadistas del grupo Estado Islámico para recuperar la ciudad de Mosul, ubicada en el noreste del país cerca de la frontera siria. Catalina Gómez, corresponsal regional de Radio Francia Internacional, ha seguido el avance de las tropas iraquíes.

Anuncios

El jueves, tras violentos combates en los que participaron helicópteros artillados y decenas de vehículos blindados, la división de respuesta rápida iraquí arrebató de manos del EI el estratégico aeropuerto de Mosul. Después de esa importante conquista inició ahora la batalla por recuperar la zona oeste de la segunda ciudad de Irak capturada por los yihadistas en 2014.

Tras ocupar la base de Ghazlani, cerca del aeropuerto y la localidad de Tal al Rayan, las fuerzas especiales y las fuerzas de reacción rápida de la policía federal entraron la mañana del viernes en un barrio del oeste de Mosul, no sin antes enfrentar la fuerte reacción de los yihadistas.

La batalla por Mosul inició hace cuatro meses cuando unos 30.000 miembros de las fuerzas federales apoyados por la coalición internacional lanzaron diversos operativos para retomar la ciudad donde hasta hace poco habitaban más de 700.000 personas, muchos de ellos niños. La configuración de la ciudad y la presencia de miles de personas, posibles escudos humanos, sin duda complican la ofensiva militar.

La inteligencia militar estadounidense que apoya sobre el terreno al ejército iraquí estima que Mosul es defendida por unos 2.000 combatientes yihadistas, mucho menos de los 5.000 a 7.000 hombres en que se estimó inicialmente su fuerza. Una de las razones de esa diferencia responde a que muchos de los fundamentalistas han logrado huir.

De acuerdo con expertos militares, la batalla deberá durar varios días. Todos los puentes sobre el río Tigris que unen el oeste y el este de la ciudad han sido destruidos, y según fuentes médicas los habitantes más débiles habrían comenzado a morir por desnutrición y/o falta de alimentos.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.