Saltar al contenido principal
Irán

Hasan Rohani, reelegido presidente por amplia mayoría

Partidarios del presidente Hasan Rohani durante un mitín la víspera del escrutinio, en Teherán.
Partidarios del presidente Hasan Rohani durante un mitín la víspera del escrutinio, en Teherán. TIMA via REUTERS

El presidente reformista moderado, Hassan Rohani, es el vencedor de la elección presidencial celebrada el viernes 19. La participación masiva -70% de los votantes- refleja las expectativas de los electores en favor de una mayor apertura del país.

Anuncios

La victoria de Hasan Rohani desde la primera vuelta electoral ha sorprendido a muchos analistas. La reelección de este reformador moderado de 68 años parecía complicada antes de la votación. Sin duda la participación masiva de los electores, temerosos que su país volviera a encerrarse en sí mismo, fue determinante en los resultados. Las filas de votantes fueron tan largas que las oficinas de votación debieron prolongar su actividad hasta seis horas más de lo previsto. Más de 40 millones de electores se movilizaron, de los que una amplia mayoría, que supera los 23 millones de votos, lo hicieron en favor de Hasan Rohani. Su principal contrincante, el conservador Ebrahim Raisi, obtuvo poco más de 15 millones de votos, equivalentes al 38,5%. El conteo de votos no ha concluido pero eso no cambiará el resultado final.

Rohani fue elegido por primera vez en 2013. Su principal logró fue el acuerdo alcanzado, en 2015, con seis grandes potencias, incluido Estados Unidos, para permitir el levantamiento parcial de las sanciones que afectaban al país en razón de su polémico programa nuclear. El acuerdo implica el levantamiento total de las restricciones a las exportaciones de petróleo de Teherán, lo que sin duda representa un balón de oxígeno para una economía debilitada. No obstante, el acuerdo no ha traído las ventajas que la mayoría de la población espera. Es aquí donde reside el principal desafío que Rohaní deberá enfrentar en los próximos 4 años de su nuevo mandato.

Pese a su derrota los radicales conservadores encabezados por Ebrahim Raisi, han logrado un resultado bastante elevado. Cerca de 4 de cada 10 votantes lo hicieron en favor de quien fue uno de los 4 jueces islámicos que ordenó la muerte de miles de prisioneros políticos en 1988. Raisi se vio beneficiado del desistimiento de varios candidatos conservadores en su favor. Algunas fuentes afirman que también contó con el apoyo de los Guardianes de la Revolución.

Pese al elevado porcentaje de desempleo entre los jóvenes -27%- son ellos quienes mayoritariamente apoyaron al presidente saliente. La razón radica en el hecho que bajo el gobierno Rohani esos jóvenes pudieron aprovechar de un mínimo de apertura en materia de costumbre morales. Si la República Islámica sigue siendo en extremo conservadora, la sociedad y en particular sus jóvenes, están influidos por lo que ven en el extranjero. Raisi prometió que en caso de ganar daría importantes ayudas monetarias a los jóvenes desempleados, pero se cuidó de hablar de su programa ultraconservador en materia de relaciones sociales.

Hasan Rohani deberá enfrentar la animadversión del presidente Donald Trump hacia Irán. Trump ha criticado los términos del acuerdo nuclear iraní y se pronunció por modificarlo, sin aportar mayores precisiones. Pese a la amenaza, Washington renovó su decisión de aligerar las sanciones contra Teherán en el marco del acuerdo nuclear, dos días antes del escrutinio que ganó Hasan Rohani.
 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.