Saltar al contenido principal
Líbano

Dimisión del primer ministro libanés, Saad Hariri

Saad al-Hariri durante un debate parlamentario en Beirut. Líbano, 18 de octubre de 2017:
Saad al-Hariri durante un debate parlamentario en Beirut. Líbano, 18 de octubre de 2017: ® REUTERS/Mohamed Azakir

El primer ministro libanés, Saad Hariri, anunció este sábado por sorpresa su dimisión, y acusó a Hezbolá y a su aliado Irán de "controlar" en Líbano y mencionó amenazas contra su vida.

Anuncios

"Anuncio mi dimisión del puesto de primer ministro", declaró Hariri, quien se encuentra actualmente en Arabia Saudita, en un discurso retransmitido por la cadena de noticias Al Arabiya, de la capital saudí.

La renuncia, totalmente inesperada, llega un año después de su nombramiento al frente del Gobierno libanés, del que forma parte el poderoso movimiento armado chiita Hezbolá, y sus causas directas no están claras por el momento.

La oficina de prensa del presidente de la República, Michel Aun, anunció que el jefe de Estado iba a esperar el regreso de Hariri para que le informara "de las circunstancias de la dimisión, y así poder decidir los siguientes pasos a dar".

Hariri, cercano a Arabia Saudita, hizo su anuncio leyendo un discurso sentado tras un escritorio y junto a una bandera libanesa.

"He sentido lo que se tramaba en las sombras para atacar mi vida", dijo Hariri, quien afirmó que Líbano vive una situación similar a la que había antes del asesinato de su padre, el ex primer ministro Rafic Hariri, en 2005.

Cinco miembros de Hezbolá están acusados por este asesinato, que conmocionó a Líbano.

Hezbolá es un aliado clave del régimen de Bashar al Asad en la guerra en la vecina Siria. Cuenta con el apoyo de Teherán y es el único partido libanés que no entregó las armas al finalizar la Guerra Civil en el país (1975-1990).

La formación, una pesadilla para Israel, se niega a abandonar su arsenal, principal punto de discordia en el país.

"Situación de hechos consumados"

"Irán ejerce un control en el destino de los países de la región [...] Hezbolá es el brazo (armado) de Irán no sólo en Líbano, sino también en otros países árabes", denunció Hariri, de 47 años.

Hariri acusó a Teherán de haber "creado desacuerdos entre los hijos de un mismo país, creado un Estado dentro del Estado [...] hasta tener la última palabra en las cuestiones del Líbano".

Y en estas "últimas décadas Hezbolá impuso una situación de hechos consumados con la fuerza de las armas", añadió Hariri, quien ya fue primer ministro entre 2009 y 2011, antes de que el ejecutivo se agotara tras la dimisión de ministros de Hezbolá.

La guerra en Siria ha provocado aún más fracturas en Líbano, dividido entre detractores y partidarios del régimen de Damasco. Hariri se opone fervientemente al régimen sirio.

El dirigente druso Walid Jumblatt reaccionó emitiendo sus reservas sobre esta dimisión, dando a entender que era consecuencia de las tensiones entre el reino saudita e Irán, los dos pesos pesados de la región.

"Líbano es demasiado pequeño y vulnerable para soportar la carga económica y política de esta dimisión", tuiteó. "Yo seguiré llamando a un diálogo entre Arabia Saudita e Irán", destacó.

En su discurso, Hariri se dirigió directamente a Irán. "Quiero decirle a Irán y a sus sometidos que van a perder en su injerencia en las cuestiones de la nación árabe".

Con la AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.