Saltar al contenido principal
SIRIA

Huida caótica de Guta Oriental donde el régimen controla ya el 70%

Civiles con lo poco que han podido rescatar huyen de Hamuriyé, pueblo de Beit Sawa, Guta Oriental, Siria. 15 de marzo de 2018.
Civiles con lo poco que han podido rescatar huyen de Hamuriyé, pueblo de Beit Sawa, Guta Oriental, Siria. 15 de marzo de 2018. REUTERS/Omar Sanadiki

Decenas de miles de civiles han abandonado en las últimas horas el enclave rebelde de Guta Oriental, en las afueras de Damasco, ante el avance arrollador de las tropas del régimen sirio. Al mismo tiempo, un convoy humanitario pudo entrar en la ciudad de Duma, bajo control rebelde. Este viernes, al menos 42 civiles murieron en bombardeos.

Anuncios

Siete años después de que comenzara la sangrienta guerra en Siria, es cuestión de horas que el régimen retome el control del último enclave rebelde a las puertas de Damasco. La ofensiva aérea y terrestre fue lanzada el 18 de febrero y a pesar de la apertura de corredores humanitarios, muy frágiles, los civiles no han empezado a abandonar sus hogares hasta ahora. Signo de que la situación comienza a ser insostenible.

"La gente está escondida en los sótanos de las casas, sin electricidad, algunos con celular que les da un poquito de luz. Así viven. Además están muy pálidos, se nota que han pasado semanas y semanas en esta situación las 24 horas del día. Esta gente necesita de todo porque han huido de sus casas de una forma caótica” afirmó a RFI Peter Maurer, presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja que pudo visitar una clínica de la Media Luna Roja y trasladarse hasta los refugios donde se esconden los habitantes.  

A pie, en moto o en auto, los habitantes de Guta han decidido dejarlo todo para trasladarse a territorio controlado por el régimen. “Hemos sufrido mucho, no había alimentos, ni medicamentos, pasábamos todo el tiempo en los subsuelos. Gracias a Dios, hemos podido salir”, relataba a la agencia de noticias francesa AFP Hania, de 30 años, en las afueras de la localidad de Hamuriyé, asediada por el régimen desde 2013.

En un mes de ofensiva, se cuentan 1.200 víctimas mortales. Sólo este viernes, 42 civiles murieron en bombardeos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), basado en Londres y que desde los inicios del conflicto monitorea las cifras de los diferentes frentes sirios. Esta ONG imputa los bombardeos a la aviación rusa, fiel aliada de Bashar Al Asad y que entró en la batalla en 2015, lo que supuso un revulsivo para las tropas del régimen y un cambio de rumbo en la guerra.

El futuro es muy difícil de prever porque la línea de fuego se mueve constantemente y hay mucha actividad y no sabemos cómo se va a decantar la situación", afirma Peter Maurer.  

Según el OSDH, cerca de 20.000 civiles habrían abandonado el enclave de Guta en las últimas horas, "más de 40.000" según el embajador sirio ante la ONU.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.