Saltar al contenido principal
Israel

Israel rompe el alto al fuego con Hamas y mueren seis palestinos

Explosiones tras el ataque aéreo de Israel en la Franja de Gaza.
Explosiones tras el ataque aéreo de Israel en la Franja de Gaza. © AFP

A pesar de las conversaciones de una posible tregua, un nuevo estallido de violencia se produjo en la Franja de Gaza y dejó como saldo seis palestinos muertos. El ejército israelí respondió con bombardeos a los disparos de decenas de cohetes palestinos, haciendo temer un nuevo conflicto en el enclave a pesar de 

Anuncios

Seis palestinos murieron por los ataques israelíes en represalias a los disparos de cohetes palestinos que dejaron un muerto y decenas de heridos de lado israelí, entre ellos una mujer en estado crítico. Además, por la noche, la aviación israelí destruyó el edificio de Al-Aqsa TV, la cadena del movimiento islamista Hamas, así como un antiguo hotel en el que se encontraban las oficinas de los servicios de seguridad, en pleno centro de la ciudad de Gaza.

Sin embargo, la gran incógnita de este nuevo ataque es el por qué de esta escalada de violencia, sobre todo cuando hace algunas semanas se hablaba de una posible tregua entre Israel y Hamas. Si bien es cierto que desde finales de marzo las manifestaciones de palestinos - en las que han muerto más de 220 personas de Gaza a manos del Ejército de Israel - se producían de manera semanal, estos ataques se producen en medio de un alto al fuego entre ambos grupos.

Un alto al fuego desbaratado

Palestinos revisan los restos de vehículos destrozados por el ataque aéreo de Israel.
Palestinos revisan los restos de vehículos destrozados por el ataque aéreo de Israel. ©REUTERS/Suhaib Salem

Este alto al fuego duradero entre Hamas e Israel, apadrinado por Egipto y por la ONU se negociaba con muchísima dificultad pero ya había comenzado a dar sus pequeños frutos. La vida de los gazatíes había registrado algunas mejoras que inyectaban un cierto optimismo en la población y habían rebajado de manera reveladora la intensidad de las protestas en la frontera desde hacía dos semanas.

Concretamente, camiones de combustible financiados por Catar que entraban a la Franja para alimentar la central eléctrica permitían que los gazatíes tuvieran unas 10 o 12 horas de electricidad al día, algo inédito desde hacía años. También Catar, con el visto bueno de Israel, había hecho entrar dinero en la Franja para pagar salarios a funcionarios.

Horas antes de que un comando israelí se infiltrara en Gaza el domingo para una operación comando, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu aseguró que quería evitar una guerra en Gaza. Idénticas declaraciones realizó el líder de Hamas en Gaza, Yahya Sinwar.

Las divisiones en el seno del gobierno israelí y la necesidad de mostrar a la población que se sigue usando mano dura contra Hamas y no se negocia con él podrían explicar en parte el detonante de esta ofensiva.

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.