Saltar al contenido principal
Grandes Reportajes de RFI

La atracción turística de Belén que Israel quiere controlar

Audio 15:42
El interior de la Iglesia de la Natividad en Belén, Cisjordania.
El interior de la Iglesia de la Natividad en Belén, Cisjordania. REUTERS/Mussa Qawasma

En vísperas de Navidad en Belén los turistas afluyen para visitar la iglesia de la Natividad, atentos a las explicaciones del guía e impacientes por fotografiar uno de los puntos esenciales de su viaje a Tierra Santa: el lugar donde según la tradición cristiana nació Jesucristo y hoy se cristaliza el conflicto israelo-palestino, que algunos visitantes prefieren ignorar.

Anuncios

Las autoridades de Belén, donde viven unas 30.000 personas, lamentan que en muchos casos estos turistas ni siquiera sepan que están en Palestina cuando visitan el pesebre de Jesucristo. Los responsables denuncian un monopolio del turismo por parte de Israel, que controla las fronteras y se apropia de ciertos lugares santos. Esa es la opinión de Antón Salman, alcalde de Belén: “Hay gente que viene a Belén que no sabe diferenciar entre Israel y Palestina y les tenemos que decir que Belén forma parte de Palestina. Israel quiere aprovecharse del turismo, no quiere que los visitantes se queden en la ciudad o en un hotel. Quieren usar nuestros lugares sagrados y nuestra ciudad como un lugar de paso, para entrar y salir. No quieren que nadie duerma aquí o gaste dinero, pero no lo logran del todo porque Belén es Belén, la Natividad es la Natividad y no hay alternativa. Los turistas quieren venir a Belén”.

Turistas como Glenda tienen una opinión bien formada sobre el conflicto israelo-palestino y las soluciones posibles. Es colombiana naturalizada estadounidense y dice ser una defensora acérrima de las políticas de Donald Trump en Medio Oriente y se felicita por el acercamiento de Estados Unidos con Israel, aunque confiesa que "he tenido un poquito de miedo porque ya hubieron ataques a los buses y tenemos que cuidarnos... claro que tengo miedo de los palestinos, son muy radicales."

Nora, hondureña afirma "lo unico que veo es paz y tranquilidad, todos son amistosos y nos saludan, incluso en español". Aunque prefiere no hablar del problema del muro de separación.

Los cristianos representaban un 20% de la población de esta tierra cuando en 1948 cuando se creó el Estado de Israel, pero hoy no llegan al 2% de la población de Israel y Palestina. La región de Belén es un caso excepcional ya que en ella se concentran entre 25.000 y 30.000 cristianos actualmente, es decir un 8% de sus habitantes, aunque es una población en constante éxodo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.