Saltar al contenido principal
ISRAEL/PALESTINA

La ONU acusa a Israel de posibles crímenes de guerra en Gaza

Choques entre Palestinos y fuerzas israelí luego de una protesta palestina en la frontera entre la Franja de Gaza e Israel. 11 de enero de 2019
Choques entre Palestinos y fuerzas israelí luego de una protesta palestina en la frontera entre la Franja de Gaza e Israel. 11 de enero de 2019 MAHMUD HAMS / AFP

Las conclusiones de la comisión de investigación de la ONU sobre la represión de la llamada "Marcha del Retorno" son demoledoras para Israel. Según los investigadores, la respuesta israelí a las manifestaciones palestinas que se registraron en la frontera de Gaza con Israel en 2018, se asemeja a "crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad".

Anuncios

La comisión, mandatada por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, denuncia que existen "motivos razonables para creer que francotiradores de élite israelíes dispararon contra niños, personas discapacitadas, periodistas y personal sanitario, sabiendo que eran claramente reconocibles como tales".

"Todas estas personas pertenecen a los grupos protegidos por el derecho internacional", indicó a RFI una de los investigadores de la ONU, la abogada Sara Hussain.

Los niños que fueron matados durante la represión de las protestas palestinas en la frontera con Israel "eran visiblemente niños, tenían 11, 13, 14 años...", reporta. Sara Hussain da otros ejemplos: "una de las personas discapacitada que recibió disparos y murió, tenía las dos piernas amputadas y estaba en silla de ruedas; otras dos andaban con muletas". En cuanto a los paramédicos, la abogada señala que llevaban "ropa que los identificaba claramente como personal paramédico" y que los periodistas "llevaban chalecos azules donde estaba escrito 'prensa'".

De acuerdo con la ONU, 189 palestinos fueron matados y más de 6.000 resultaron heridos durante el periodo que la ONU investigó, es decir desde el 30 de marzo de 2018 hasta finales de año. Dos soldados israelíes murieron en el mismo periodo.

Los investigadores de la ONU examinaron "más de 8.000 documentos, entre éstos mucho material video, grabaciones sacadas de las redes sociales", explicó Hussain a RFI, e hicieron 325 entrevistas de víctimas, testigos y fuentes. Pero no recibieron la autorización de Israel para ir sobre el terreno.

Manifestaciones civiles

Además del fin del bloqueo israelí sobre el enclave, la "Marcha del retorno" reclama el regreso de los refugiados palestinos a las tierras de las que huyeron o de las que fueron expulsados con la creación del Estado de Israel en 1948. Israel por su parte argumenta que tiene derecho a defenderse de una protesta masiva que, según el gobierno israelí, está orquestada por el movimiento islamista palestino Hamas, que gobierna en la Franja de Gaza.

Para los investigadores de la ONU, las manifestaciones de 2018 eran "de naturaleza civil, con objetivos políticos claramente enunciados" y "pese a algunos actos de violencia importante, no constituían combates o campañas militares".

"No hay ningún motivo para matar o herir a periodistas, médicos y personas que no representan una amenaza inminente de muerte [...] para las personas que los rodean. Apuntar a niños y personas discapacitadas es particularmente alarmante", señaló Sara Hossain en conferencia de prensa al publicar el informe.

Un informe que el gobierno israelí calificó de "hostil, mentiroso y parcializado" según la palabras de su canciller. "El Consejo establece nuevos récords de hipocresía y de actitud falaz, motivada por su odio obsesivo a Israel", escribió el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu en las redes sociales.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.