Saltar al contenido principal
Siria

Lluvia de fuego sobre el último reducto del grupo Estado Islámico en Siria

Bahguz es el teatro de bombardeos y enfrentamientos intensos desde el viernes pasado.
Bahguz es el teatro de bombardeos y enfrentamientos intensos desde el viernes pasado. REUTERS/Rodi Said

Las fuerzas kurdo-árabes, apoyadas por la coalición internacional antiyihadista liderada por Estados Unidos, bombardearon intensamente este domingo el último reducto del grupo yihadista Estado Islámico en Siria, en la ciudad de Bahguz.Con Sami Boukhelifa, enviado especial de RFI.

Anuncios

Con el objetivo de poner fin cuanto antes al "califato" autoproclamado hace casi cinco años por el grupo yihadista Estado islámico, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) mantienen desde el viernes una ofensiva contra sus combatientes, atrincherados en un sector de la pequeña ciudad de Bahguz, en el este de Siria.

Después de haber evacuado a miles de civiles y reconquistado la mayoría de la ciudad, los combatientes kurdos y árabes mantienen a los yihadistas del EI en un área limitada. Un diluvio de fuego cae sobre Bahguz y los enfrentamientos son ininterrumpidos, de día como de noche.

Un combatiente de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en Bahguz, este 3 de marzo de 2019.
Un combatiente de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) en Bahguz, este 3 de marzo de 2019. REUTERS/Rodi Said

La unidad del comandante Rostom Hassaké se encuentra a unos 100 metros de las líneas enemigas, en la terraza de una casa. “Lo que escuchan son los disparos de los yihadistas. Pero vamos a ripostar con balas trazadoras, para que la aviación tenga una indicación sobre la posición terrorista. Los obligamos a reagruparse para que el ataque elimine al máximo de personas en una sola vez”, explica Hassaké a RFI.

Su radio no para de crepitar y en su tableta, el joven comandante trasmite datos GPS sobre la localización de los yihadistas a la coalición internacional, para que la aviación estadounidense abra fuego: “Un gran gracias al tío Trump. Los estadounidenses nos ayudan muchísimo. Ellos nos protegen de los ataques con coche bomba. Su protección aérea nos permite avanzar sobre el terreno”, comenta Hassaké.

Y avanzar es difícil, sobre todo de noche. Las FDS van en la oscuridad total, con la prohibición absoluta de prender una lámpara o un teléfono. Los tiradores del EI están al acecho.

La batalla de Baghuz podría durar aún varios días. Según las FDS, los yihadistas tomaron a varias familias de rehenes. La caída del reducto de Bahguz significaría el fin territorial del califato del grupo Estado Islámico, que fue expulsado de Irak en 2017.

Las Fuerzas Armadas estadounidenses han advertido que, sin una acción sostenida contra la organización yihadista, ésta necesitaría apenas entre seis y doce meses para un resurgimiento.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.