Saltar al contenido principal
Siria

Se derrumba el "califato" de ISIS con la caída de Baghuz

La bandera de las  FDS ondea sobre un edificio destruido de la localidad de Baghuz, Siria, capturado al ISIS el 23 de marzo de 2019
La bandera de las FDS ondea sobre un edificio destruido de la localidad de Baghuz, Siria, capturado al ISIS el 23 de marzo de 2019 REUTERS/Stringer

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) anunciaron la conquista de la ciudad de Baghuz, en el este de Siria, el último reducto del autodenominado "califato" yihadista. Durante la ofensiva murieron más de 2 500 personas entre milicias del FDS y combatientes de ISIS.

Anuncios

"Las Fuerzas Democráticas Sirias declaran la eliminación total del supuesto califato y una derrota territorial del Estado Islámico del 100%", declaró uno de los portavoces de las FDS, Mustefa Bali, en un comunicado. La totalidad de Baghuz, localidad ubicada sobre el río Éufrates, al este de Siria y cerca de la frontera con Irak, está ahora en manos de las FDS. El apoyo militar, notablemente con bombardeos, de la coalición internacional conducida por Estados Unidos fue clave para vencer al reducto de yihadistas atrincherados desde hace meses allí. De acuerdo con miembros de las FDS que participaron en las operaciones, los combates fueron "encarnizados".

La ofensiva contra el último reducto del autoproclamado Estado islámico (EI) inició en septiembre pasado, cuando la coalición internacional lanzó su operativo en la provincia de Deir Ezzor. Fueron cinco meses en los que las milicias kurdo árabes lucharon palmo a palmo para arrebatar espacio a los combatientes del EI. En enero pasado, más de 67 000 personas salieron de Baghuz, entre ellos unos 5 000 yihadistas que se rindieron a las FDS. Los combates continuaron hasta que los yihadistas que resistían fueron cercados en una pequeña franja cerca del Éufrates.

La noche del viernes la Casa Blanca anunció que el "califato territorial del EI había sido eliminado de Siria", pero las FDS desmintieron esa información. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), los últimos yihadistas estaban escondidos en túneles y sótanos de Baghuz. Tras seis meses de bombardeos y combates la ciudad está completamente destruida.

El otrora temido EI ha quedado reducido a un puñado de fanáticos ahora en fuga. En 2015, durante el apogeo del "califato" yihadista, el territorio ocupado por sus milicias, distribuido entre Siria e Irak, equivalía a la superficie del Reino Unido.

La derrota del EI no implica el fin del conflicto. Según diversos observadores, los yihadistas aún libres podrían desarrollar actos de terrorismo aislados. En cuanto a las FDS, su situación también es complicada.  El presidente Donald Trump anunció meses atrás su intención de retirar a unos 2 000 soldados estadounidenses presentes en Siria a la vez que reiteró el apoyo de Washington a esa milicia, considerada como terrorista por Turquía. La amenaza más cercana a los kurdos es pues el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Desde el inicio de la guerra en Siria en marzo del 2011, han muerto más de 370 000 personas y millones más fueron víctimas de desplazamientos forzados. Además de Washington y Moscú, que apoya al gobierno de Asad, Turquía, Irán y la mayoría de los países árabes de la región tienen comprometidos intereses en ese país.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.