Saltar al contenido principal
Irán

Irán, frente a las sanciones estadounidenses sobre petróleo

Irán captó 40.000 millones de dólares por la venta de crudo en 2018.
Irán captó 40.000 millones de dólares por la venta de crudo en 2018. REUTERS/Raheb Homavandi/File Photo/File Photo

Estados Unidos, al imponer nuevas sanciones contra Irán, quiere impedir todas las exportaciones de petróleo del país. Washington ha puesto fin a las derogaciones que permitían a ocho países seguir importando petróleo iraní. ¿Cómo reacciona el gobierno iraní ante estas nuevas presiones?

Anuncios

La aplicación de un embargo total a las exportaciones de petróleo iraní impuestas por Washington a partir de este mes busca acrecentar la presión económica y política sobre el régimen de Teherán, pero encontrará obstáculos para su aplicación y generará nuevas tensiones entre el gobierno Trump y algunos de sus aliados más fieles.

Japón, Turquía o Corea del Sur aparecen en primera línea de mira, pero las mayores dificultades para Washington vendrán de India, China y Turquia que han declarado que no se plegarán al diktat de Washington.

Días atrás, el presidente Hasan Rohani reconoció que las medidas unilaterales de Estados Unidos contra su país tendrán efectos negativos, aunque dijo este miércoles que Washington no será capaz de lograr su objetivo. Añadió que Irán tenía los medios para exportar su petróleo, sin dar más detalles.

Por otra parte, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, afirmó que Estados Unidos e Israel han adoptado una postura de guerra y que el país debe estar preparado para ello.

Aumento del precio de los coches

El clima es muy tenso para los iraníes. En los últimos días hemos asistido a un nuevo descenso del valor de la moneda iraní, que ha perdido más del 5% de su valor en pocos días. Ya desde mayo de 2018, cuando Estados Unidos abandonó el acuerdo nuclear y comenzó a imponer sanciones contra el país, la moneda iraní había perdido el 60% de su valor.

Los precios de todos los productos también volvieron a subir. Un ejemplo sencillo: según el centro de estadísticas, el precio de la cebolla ha aumentado un 460% en un año. Otros productos de consumo también experimentaron fuertes incrementos.

Otro ejemplo de este tenso clima social y económico es el precio de los automóviles. En los últimos días, los precios de los automóviles han aumentado constantemente. El precio de algunos vehículos ha aumentado entre un 20 y un 30% en pocos días.

El coche es una inversión segura para los particulares. La producción de los dos principales fabricantes nacionales de automóviles ha disminuido considerablemente y se han prohibido las importaciones. Esto explica este fuerte aumento de los precios de los automóviles. Para los individuos, es una manera de invertir su dinero para evitar una pérdida de valor.

Rumores acerca del aumento del precio de la gasolina

También hubo rumores sobre un aumento en los precios de la gasolina que causaron pánico. Varias agencias de noticias han anunciado que el gobierno tenía la intención de racionar la gasolina y aumentar su precio. Un litro de gasolina sólo cuesta seis céntimos de euro, lo cual conduce a un consumo desenfrenado y un contrabando significativo.

Desde el miércoles por la mañana se han formado colas de varios cientos de metros delante de todas las gasolineras. El gobierno negó estos rumores, pero la gente no se tranquilizó. Todo el mundo espera que la situación económica empeore y que los precios suban fuertemente, o incluso que haya penurias.

Irán captó 40.000 millones de dólares por la venta de crudo en 2018. Si ese flujo de divisas se paraliza, será un duro golpe para el régimen de Teherán.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.