Saltar al contenido principal

Un año tras la salida de EE.UU., Irán reducirá compromisos del Acuerdo Nuclear

El presidente iraní Hasan Rohani durante una conferencia de prensa en Teherán, el 22 de abril de 2019.
El presidente iraní Hasan Rohani durante una conferencia de prensa en Teherán, el 22 de abril de 2019. Iranian Presidency / AFP

La presión del sector más radical en Irán, que siempre se opuso al Acuerdo Nuclear firmado con las grandes potencias en 2015, parece haber ganado su partida al lograr que el Consejo de Seguridad Nacional decidiera detener la implementación de algunos compromisos “voluntarios” hechos en el marco de este acuerdo.Con Catalina Gómez, desde Teherán.

ANUNCIOS

Luego de un año de que Estados Unidos abandonara el Acuerdo Nuclear de 2015, el gobierno iraní anunció que reducirá sus compromisos ante lo pactado debido a la falta de cumplimiento de las obligaciones de los demás firmantes.

Desde este miércoles, Irán suspende el compromiso de limitar sus reservas de agua pesada y uranio enriquecido estipuladas en el acuerdo concluido en Viena en 2015 que limitaba drásticamente su programa nuclear. "La República Islámica de Irán no se considera en este momento comprometida a respetar las restricciones concernientes a las reservas de agua pesada y uranio enriquecido", afirmó el Consejo Superior de Seguridad Nacional en un comunicado.

El presidente Hasan Rohani señaló que estas medidas son conformes al acuerdo de Viena que permiten a las partes suspender parcial o totalmente algunos de sus compromiso en caso de incumplimiento de otra de las partes.

Si bien Irán asegura que no se retira del Acuerdo Nuclear, conocido localmente como Barjam, hay un sector político en el país que considera que este paso es bastante arriesgado pues puede ser el principio de un camino que lleve al fin del acuerdo, que en su momento eliminaba la posibilidad de un enfrentamiento con Irán.

Un año atrás, cuando el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo e impuso nuevas sanciones económicas, Irán puso sus esperanzas en los otros países firmantes, especialmente los europeos, pero las expectativas no han sido cumplidas.

Este miércoles, el presidente Hasan Rohani daba 60 días a estos países, entre ellos Francia, para que dieran soluciones en asuntos relacionados con las sanciones a la venta de petróleo y transacciones bancarias. De no lograrse Irán anunció que dejará de cumplir otros aspectos del acuerdo.

Esta decisión llega en un momento donde la tensión con Estados Unidos atraviesa un momento crítico y la economía local está en sus mínimos. La moral de la población, que ya estaba por los suelos desde la imposición de nuevas sanciones, es ahora aún más baja y se preguntan cómo podrá salir Irán de esta espiral que podría dejarlos frente a una nueva guerra.

¿Podrán los europeos responder? ¿Habrá un diálogo? Son las preguntas que se oyen en la calle.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.