Saltar al contenido principal

El gobierno de Yemen tacha de "manipulación" la retirada de los rebeldes

Rebeldes hutíes en el puerto de Hodeida, Yemen
Rebeldes hutíes en el puerto de Hodeida, Yemen REUTERS/Abduljabbar Zeyad

Los rebeldes de Yemen han empezado a retirarse del estratégico puerto de Hodeida este fin de semana, según ha confirmado la ONU. Sin embargo, la medida ha sido recibida con gran escepticismo tanto por el Gobierno yemení como por sus protectores, Arabia Saudí y Emiratos Árabes

Anuncios

La guerra de Yemen también se juega en el campo de la información y la verificación. El gobierno yemení califica de "manipulación" el anuncio de retirada de los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, de los 3 puertos del oeste del país, Hodeida Salif y Ras Isa, puntos cruciales para la llegada de ayuda humanitaria a un país masacrado desde 2015. 

Según el ministro yemení de Información, Muamar al Iryani, lo que estarían haciendo los rebeldes sería en realidad transferir el control de estas zonas a fuerzas que le son favorables y denuncia el intento de evitar aplicar el acuerdo de paz cerrado a finales de 2018 bajo ausipicios de la ONU en Suecia. Pero es precisamente la ONU quien previamente habia señalado que el redespliegue rebelde se estaba desarrollando conforme a los planes establecidos. La organización ha señalado en un comunicado que los tres puertos han sido vigilados de forma simultánea por sus equipos,  mientras eran los guardacostas quienes asumían su control.  Sin embargo el gobierno yemení afirma que dicha retirada no ha contado con ninguna vigilancia y que los rebeldes se habrían infiltrado entre los guardacostas y el personal de la adminsitración civil de los puertos, es decir, una manipulación basada en un simple cambio de uniforme

El puerto de Hodeida es la principal línea de abastecimiento para los dos tercios de yemeníes que viven bajo control Huthi desde que este grupo se hiciera con el poder en Saná, la capital, a finales de 2014.

Mañana martes la ONU tiene prevista la verificación formal del redespliegue. Que sea o no una treta por parte de los rebeldes podría comprometer al máximo las tenues esperanzas de paz.  Tan pronto como se complete el repliegue el próximo martes, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo se ha comprometido a mejorar las instalaciones portuarias, incluidas las torres de vigilancia, los amarres y los canales de navegación.

El 80% de los 28 millones de yemeníes necesita algún tipo de ayuda humanitaria, según Naciones Unidas. De ellos, 3,34 millones han resultado desplazados por la guerra, 20 millones carecen de alimentos suficientes, 17,8 millones no tienen acceso a agua potable y 19,7 millones carecen de atención sanitaria adecuada. 

(Con agencias)

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.