Saltar al contenido principal
GOLFO PERSICO

Arabia Saudita se suma a EE.UU. y acusa a Irán por ataques a petroleros

Uno de los atacados este pasado 13 de Junio en aguas del Golfo
Uno de los atacados este pasado 13 de Junio en aguas del Golfo ©ISNA/Handout via REUTERS

Riad se suma a Estados Unidos y al Reino Unido en atribuir al "régimen iraní" la autoría por los ataques que elevaron sensiblemente la tensión en toda la región. Irán niega categóricamente cualquier relación con los ataques, ocurridos en una de las más importantes rutas globales de barcos petroleros.

Anuncios

Arabia Saudita acusó el domingo a Irán, su gran adversario regional, de ser responsable por los ataques registrados el jueves contra buques petroleros en el Golfo Pérsico. De esa forma, Riad se suma a Estados Unidos y al Reino Unido en atribuir al "régimen iraní" la autoría por los ataques que elevaron sensiblemente la tensión en toda la región.

Por su parte, Irán niega categóricamente cualquier relación con los ataques, ocurridos en una de las más importantes rutas globales de barcos petroleros. Estos dos ataques hicieron elevarse los precios internacionales del crudo al afectar un barco japonés que transportaba metanol y otro de bandera chipriota que transportaba nafta.

El ataque contra el buque japonés ocurrió en momentos en que el Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, se encontraba en visita oficial en Teherán con la esperanza de reducir en lo posible la escalada de tensiones con Estados Unidos. En declaraciones el diario Asharq al-Awsat, el príncipe heredero Mohamed bin Salmán de Arabia Saudita fue categórico en atribuir a Irán la responsabilidad por los ataques. "El régimen iraní no respeta la presencia del primer ministro de Japón como invitado en Teherán y respondió a sus esfuerzos (diplomáticos) atacando dos buques tanques, uno de ellos japonés", dijo el príncipe heredero.
   

 

Intereses vitales

En la misma entrevista, el príncipe saudita adelantó que su país no tendría dudas en responder a amenazas. "No queremos una guerra en la región (...) Pero no dudaremos en enfrentar cualquier amenaza a nuestro pueblo, nuestra soberanía, nuestra integridad territorial y nuestros intereses vitales", dijo.

Poco antes de conocerse estas declaraciones, Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) habían formulado un llamado a proteger el suministro energético en el Golfo.

Los ataques registrados el jueves ocurrieron aproximadamente un mes después del sabotaje a cuatro navíos, tres de ellos petroleros, en las costas emiratíes.

El sábado, Arabia Saudita había pedido una respuesta "decisiva" ante las amenazas a la oferta energética "creadas por los recientes actos terroristas". Los ataques tuvieron lugar cerca del estrecho de Ormuz, por el que transita un tercio del petróleo transportado por vía marítima en el mundo. Los precios del crudo se dispararon desde entonces.

El ministro emiratí, citado por la agencia oficial de su país WAM, también pidió una "desescalada", en plena guerra verbal entre Washington y Teherán. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el viernes que "Irán lo hizo", basándose en un video publicado por el Pentágono en el que se ve a tripulantes de lo que parece ser una embarcación de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico del régimen iraní, retirando "una bomba lapa sin explotar" del casco de uno de los buques atacados.  Irán desmintió toda responsabilidad y juzgó a las acusaciones estadounidenses "sin fundamento".
   

Irán amenazó en varias oportunidades con cerrar el estratégico estrecho de Ormuz en caso de enfrentamiento con Estados Unidos.
Los iraníes "no van a cerrar (el estrecho), no se cerrará, no se cerrará en mucho tiempo y lo saben. Ya se les ha dicho en los términos más duros", advirtió el viernes Trump.

 

(Con AFP y Reuters)
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.