Saltar al contenido principal
Francia - Irán

Un emisario francés intenta poner paños fríos entre Washington y Teherán

La bandera iraní ondea delante de la Agencia Internacional de Energía Atómica en Viena, el 4 de marzo de 2019.
La bandera iraní ondea delante de la Agencia Internacional de Energía Atómica en Viena, el 4 de marzo de 2019. REUTERS/Leonhard Foeger

El asesor diplomático de Emmanuel Macron, Emmanuel Bonne, se encuentra en Irán, asfixiada por las sanciones estadounidenses, en momentos en que la República Islámico acaba de anunciar que ha superado los límites de enriquecimiento de uranio impuestos por el acuerdo nuclear firmado en 2015.

Anuncios

La misión es complicada, pero París no tiene elección: entre iraníes y americanos, es absolutamente necesario calmar las tensiones. Francia está llevando a cabo una "operación de desescalada", según una fuente diplomática. El canal de comunicación está abierto y el presidente Emmanuel Macron está llevando a cabo un diálogo tanto con Washington como con Teherán, añade la misma fuente.

"Estamos en una fase muy crítica", asegura la Presidencia francesa: "Los iraníes están tomando medidas que violan (el acuerdo) pero que son muy calibradas y además (el presidente norteamericano) Donald Trump es un ‘hacedor de acuerdos’".

"Los iraníes exageran, pero no demasiado, y Trump ejerce la máxima presión sobre ellos, pero ejerce esta política hasta que puede negociar", añade la misma fuente.

París es lúcido, el camino es estrecho, pero hay una carta para jugar. Todavía no ha llegado la hora de gatillar el "Snap Back", este mecanismo consagrado en el acuerdo de 2015 y que permite a las grandes potencias reimponer sanciones a Irán en caso de violación del acuerdo.

Según una fuente diplomática, todavía quedan bastantes pasos intermedios.

Y ahí es donde entra el asesor diplomático de Emmanuel Macron. Emmanuel Bonne estará en Teherán el martes y el miércoles. Esta es la segunda visita en pocas semanas. Esta es una buena señal, subraya François Nicoullaud, ex embajador de Francia en Irán.

Al suspender algunos de sus compromisos, Irán intentaba presionar a los socios europeos del acuerdo. La República Islámica consiguió ahora toda la atención de París.

Francia, una de las partes del acuerdo del que se retiró Estados Unidos, sigue advirtiendo del riesgo de que Irán salga a su vez del Acuerdo de Viena, volviéndolo obsoleto, y que como consecuencia la comunidad internacional ya no pueda monitorear las actividades de enriquecimiento de la república islámica.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.