Saltar al contenido principal

Washington excluye a Turquía del programa de aviones de combate F-35

Un cazabombardero F-35 de EEUU.
Un cazabombardero F-35 de EEUU. wikipédia

Estados Unidos ha adoptado medidas para condenar la compra por Turquía de sistemas rusos de defensa antiaérea S-400. La participación de Ankara en el programa de desarrollo del avión de combate F-35 estadounidense ha sido suspendida, anunció el miércoles 17 de julio la Casa Blanca.

ANUNCIOS

Con la corresponsal de RFI en Estambul, Anne Andlauer

La participación de Turquía en el programa de desarrollo del avión de combate estadounidense F-35 ha sido suspendida y el proceso de exclusión ha comenzado, según anunciaron el miércoles 17 de julio los Estados Unidos, amenazando con hacerlo desde que Ankara decidió adquirir el sistema ruso de defensa antimisiles S-400.

"El F-35 no puede coexistir con una plataforma de recolección de inteligencia rusa que se utilizará para aprender más sobre sus capacidades avanzadas", dijo la Casa Blanca en una declaración anterior.

Una decisión "injusta", según Ankara

Aunque esta decisión era esperada, se trata de un duro golpe para Turquía, que tiene previsto adquirir unos 100 aviones furtivos F-35, que está ayudando a fabricar en su territorio.

El Ministerio de Asuntos Exteriores turco ha denunciado una decisión "injusta", "unilateral", que "no respeta el espíritu de la alianza atlántica".

Ankara pide a Washington que "repare este error abre la puerta a un daño irreparable a nuestras relaciones estratégicas".

Esta exclusión debería dar lugar a la expulsión de los pilotos turcos que se están entrenando actualmente en los Estados Unidos en el F-35 y a la cancelación de la entrega de las cuatro aeronaves ya adquiridas por Turquía. Los contratos tercerizados adjudicados a empresas turcas también pueden ser cancelados. Para ellos, esto significa pérdida de puestos de trabajo e importantes ingresos.

Ankara ya había invertido más de 1.000 millones de dólares en este programa. Según las estimaciones, su participación podría haber multiplicado por nueve sus ganancias. A principios de julio, el presidente Recep Tayyip Erdogan estimó que tal exclusión equivaldría a un "robo". Había entonces prometido recurrir a un tribunal de arbitraje internacional.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.