Saltar al contenido principal
Golfo Pérsico

Nuevas tensiones en el Golfo, Irán retiene un petrolero británico

Stena Impero, embarcación con bandera británica propiedad de Stena Bulk. Fecha y lugar de la imagen no precisado. Fotografía obtenida por Reuters.
Stena Impero, embarcación con bandera británica propiedad de Stena Bulk. Fecha y lugar de la imagen no precisado. Fotografía obtenida por Reuters. Stena Bulk/via REUTERS

El ministerio de Relaciones Exteriores británico convocó al encargado de negocios de Irán, luego de la confiscación de un petrolero de pabellón británico en el estrecho de Ormuz.La región es foco de tensiones geopolíticas entre Irán y Estados Unidos, que reforzó su presencia militar

Anuncios

Según el comunicado de los Guardianes de la Revolución, el petrolero británico llamado Stena Impero, fue abordado en el estrecho de Ormuz por no respetar las leyes marítimas internacionales y fue dirigido hacia la costa iraní. El barco se dirigía hacia Arabia Saudita cuando fue desviado por una flota compuesta por cuatro buques iraníes y un helicóptero.

El hecho ocurre después de la detención de un petrolero iraní por parte de la marina británica en Gibraltar el 4 de julio, lo que se suma a la tensión que continúa aumentando en la región del Golfo Pérsico. Días antes el guía supremo iraní, Ali Khamenei, dijo que este acto no se quedaría sin respuesta.

Un nuevo episodio en la escalada de tensiones en la región del golfo Pérsico.

El 18 de julio, la marina de los Guardianes de la revolución anunció el arresto de otro petrolero extranjero que, según Teherán, llevaba combustible de contrabando. Ese mismo día, el presidente Donald Trump anunció en rueda de prensa en la Casa Blanca, que la armada derribó un dron iraní en el estrecho de Ormuz porque se acercaba peligrosamente a un navío estadounidense.

Por su parte, las fuerzas armadas Iraníes aseguraron que todos los drones enviados en misión regresaron a la base. Incluso, el ministro adjunto de relaciones exteriores, Abbas Araghci, acusa a Estados Unidos de haber destruido por error uno de sus propios aviones no tripulados.

Desde hace dos meses los incidentes se multiplican. El 20 de junio, Irán había abatido un dron norteamericano que según Teherán se encontraba en su espacio aéreo.

Reacciones en Londres

El canciller británico, Jeremy Hunt, advirtió a Irán que estaba eligiendo un "camino peligroso de comportamiento ilegal y desestabilizador" y le aconsejó a sus barcos evitar el estrecho.

Francia y Alemania le hacen un llamado a Irán para que libere de inmediato al petrolero británico.

Según Allah Morad Afifipoor, director general de la autoridad portuaria y marítima de la provincia de Hormozgán, el "Stena Impero" "chocó con un pesquero". Las personas a bordo del pesquero "contactaron al petrolero pero no tuvieron respuesta", y entonces informaron a la autoridad portuaria de Hormozgán.

"Conforme a la ley, tras un accidente es necesario investigar las causas" y por ello la autoridad portuaria abrió este sábado una investigación, agregó el responsable iraní.

((Con AFP))

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.