Saltar al contenido principal

Irán: Murió la 'chica azul', víctima de una legislación machista

Hinchas de fútbol con una banderola que lee 'Dejen a las mujeres iraníes entrar a sus estadios', durante un partido amistoso Suecia/Irán en Estocolmo, en marzo de 2015.
Hinchas de fútbol con una banderola que lee 'Dejen a las mujeres iraníes entrar a sus estadios', durante un partido amistoso Suecia/Irán en Estocolmo, en marzo de 2015. JONATHAN NACKSTRAND/AFP

Sahar Khodayari, la iraní de 29 años que se inmoló tras enterarse de que podría ser encarcelada por haber asistido a un partido de fútbol, falleció el 10 de septiembre en el hospital.

Anuncios

Por Paula Bayarte.

La "chica azul", conocida así por los colores de su equipo (Esteghlal FC), se prendió fuego en las puertas de un tribunal de Teherán el pasado 2 de septiembre, mientras esperaba su sentencia judicial.

Khodayari escuchó fuentes cercanas a la justica que pronosticaban una pena de cárcel por el simple hecho de hacerse pasar por hombre para poder ver un partido de fútbol, y decidió quemarse viva.

El país está conmocionado porque la tragedia está causada por la legislación iraní, ya que en el país no está permitido que las mujeres acudan a los estadios de casi todo tipo de deportes.

"La 'chica azul' (....) se ahogaba bajo el peso del patriarcado de la República Islámica", dice la página Instagram de Tavanaa, un sitio de educación cívica sobre Irán lanzado en Estados Unidos.

"Es un escándalo que haya pasado esto, desde Occidente se tiene que hacer presión para que Irán cambie su legislación en cuanto a la fuerte discriminación hacia las mujeres", explica Reinhard Lamsfus, portavoz de Amnistía Internacional.

La muerte de la "chica azul" ha causado una ola de críticas e indignación en las redes sociales, que reclaman a Irán eliminar este tipo de exclusiones. Además, miles de ciudadanos piden una respuesta por parte de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), exigiéndole que no tolere este tipo de prohibiciones. Quieren que la organización prohíba al país participar en competiciones internacionales.

Reinhard Lamsfus insiste en que ahora la FIFA "tiene la llave en su mano para cambiar la situación", ya que la presión de este organismo unida a la oposición de la opinión pública internacional puede realmente hacer cambiar la situación.

Hace menos de un año, Arabia Saudita dejó por fin entrar a los estadios deportivos a las mujeres, por lo que ahora Irán es el único país del mundo en el que está vigente esta absurda prohibición basada en la protección de la atmosfera masculina y los cuerpos de hombres semidesnudos. Medida que se adoptó en 1979 tras la Revolución Islámica.

Masumeh Ebtekar, vicepresidenta del país, ha declarado que la justicia abrirá una investigación debido al gran revuelo provocado, una decisión inusual en el estricto Ejecutivo iraní.

A lo trágico de lo ocurrido, se suma el hecho de que Sahar Khodayari sufría problemas mentales que no fueron tomados en cuenta en su proceso judicial, como ha declarado su hermana: "Mi hermana es bipolar y lleva los dos últimos años en tratamiento; habíamos facilitado todos los documentos al tribunal, pero la procesaron como si fuera una persona sana sólo porque maldijo a los guardias".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.