Saltar al contenido principal

¿Quién está detrás de los ataques a las instalaciones de Arabia Saudita?

Campo petrolero de Abqaïq tras el ataque del pasado día 14
Campo petrolero de Abqaïq tras el ataque del pasado día 14 REUTERS

Estados Unidos acusó a Irán de los ataques contra dos refinerías de petróleo en Arabia Saudita. Los rebeldes hutíes del Yemen, aliados de la República Islámica, se atribuyeron los ataques con diez drones contra las instalaciones de la petrolera estatal saudí Aramco. Analizamos con el profesor Luciano Záccara, de la Universidad de Catar, quién puede estar detrás de los ataques y qué impacto económico pueden tener. 

Anuncios

¿De dónde provino el ataque a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita del pasado sábado que ha vuelto a desatar una grave crisis internacional? Donald Trump ha dicho que está dispuesto a responder a este ataque que mandos de Washington atribuyen a Irán, algo que sin embargo muestra ciertas incoherencias según ha relatado para RFI el profesor e investigador Luciano Záccara del Centro de Estudios del Golfo en la Universidad de Catar: "Es difícil de comprender que Irán esté detrás por el propio timing porque tras ser despedido Bolton la semana pasada, ya se estaba hablando de un acercamiento entre Trump y Rohani, y este ataque vendría a torpedear una conversación que hubiese sido una victoria diplomática para Irán"

Lo cierto es que el precio del petróleo se ha disparado más de un 10% este lunes en los mercados asiáticos tras los ataques a las plantas que obligaron a reducir la producción de Arabia a la mitad. Luciano Zácara nos ha explicado el impacto económico derivado de esta situación. "Un ataque de este estilo deja visible la vulnerabilidad del mercado de petróleo. Se supone que las instalaciones saudíes deberían ser de las más protegidas del mundo porque una disrupción en el suministro saudí tienen directas consecuencias en los precios. Y esto demuestra que un ataque de muy bajo presupuesto, sin ni siquiera personal militar ha provocado una repercusión mundial muy grave que de no solucionarse a corto plazo puede desestabilizar la economía global", ha dicho Záccara para RFI. 

Los ataques vendrían a confirmar la vulnerabilidad de las instalaciones petroleras en el Golfo. Los pozos petroleros de Arabia Saudita están dispersos y son de difícil acceso, pero sus refinerías están mucho más expuestas.

Mike Pompeo prometió que Washington trabajará con sus aliados para garantizar el suministro internacional de petróleo y para que Teherán "rinda cuentas por su agresión". Acusaciones tachadas de insensatas e imcomprensibles por parte de Teherán.  El portavoz de Exteriores, Abas Musaví, calificó en un comunicado las acusaciones de Estados Unidos sobre la responsabilidad iraní en los citados ataques de "sin sentido". El portavoz destacó que "los yemeníes han mostrado su resistencia" ante los bombardeos de la coalición árabe liderada por Arabia Saudita contra los rebeldes hutíes.

El conflicto de Yemen, la peor catástrofe humanitaria que vive el mundo, estalló a finales de 2014 cuando los rebeldes hutíes ocuparon Saná y otras provincias del país y expulsaron al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, hoy exiliado en Arabia Saudita. Riad y sus aliados árabes intervienen militarmente en el conflicto desde marzo de 2015 para tratar de derrotar a los hutíes, apoyados por Irán, y restituir al dirigente exiliado.

Buena parte de las armas que Riad usa en la guerra de Yemen provienen de manos del Gobierno de Donald Trump, que ha ofrecido su apoyo inquebrantable a Arabia Saudí y con quien se ha aliado para hacer frente a Irán.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.