Saltar al contenido principal

'Dada la situación actual del país, se necesita a alguien como Bibi', dice elector israelí

Según las encuestas, los dos principales rivales, Benjamin Netanyahu y Benny Gantz, están a la par.
Según las encuestas, los dos principales rivales, Benjamin Netanyahu y Benny Gantz, están a la par. Reuters

Los israelíes comenzaron a votar este martes por la mañana para las elecciones legislativas, que definirán un nuevo gobierno. Después de las elecciones de abril, en las que Benjamin Netanyahu no logró formar una coalición, el panorama político está cada vez más fragmentado.

Anuncios

Con el enviado especial de RFI a Jerusalén, Nicolas Falez, y el corresponsal Guilhem Delteil.

Para poder formar una coalición, el Likud de Benjamin Netanyahu debe llegar primero. Y aunque no es una batalla ganada de antemano, el fervor de los partidarios del primer ministro es indudable.

"Aquí todo el mundo es del Likud, dada la situación actual del país, se necesita a alguien como Bibi, tiene experiencia, sabe cómo resolver problemas y si le damos la fuerza necesaria, también resolverá el problema de Gaza", explica el cliente de un café en Bat Yam, al sur de Tel Aviv.

En cuanto a su supuesta corrupción, que le vale una cita con la justicia el mes próximo: "Para mí, puede vivir como un rey, ¡que fume cigarros! ¡Que beba champán! Es su derecho. Un rey debe vivir como un rey. Pero si es corrupto, entonces la justicia decidirá", lanza asimismo un admirador.

Benny Gantz, principal rival

En el distrito de Rehavia, en Jerusalén, una escuela secundaria se transformó en una oficina de votación. En el interior, se puede elegir entre una treintena de boletas. A la salida se encuentran electores que votaron desde la izquierda hasta la extrema derecha, incluyendo los partidos religiosos.

Tom, estudiante en Jerusalén, eligió la lista centrista Azul y Blanco del ex jefe del Estado Mayor y principal rival de Netanyahu, Benny Gantz: "Creo que puede ser un primer ministro muy bueno. Tiene excelentes ideas para el país. Creo que puede ser él quien genere el cambio. Social, económico, el transporte... en todos los ámbitos necesitamos un cambio", dice el joven.

A lo largo de la campaña, las encuestas mostraron que los dos principales rivales estaban a la par. Al igual que otros líderes del ejército israelí antes que él, Benny Gantz ha pasado de una carrera militar a la política, con un objetivo declarado: remplazar al primer ministro saliente.

Y para Yamit Avrahamov, una partidaria de Azul y Blanco, Gantz es el anti-Netanyahu: "Quiere transformar el país. Estará más atento a la gente y sabrá responder a sus problemas cotidianos: la baja del nivel de educación, el costo de la vida. La redistribución del dinero será más justa", cree Yamit.

El popular Netanyahu

Sin embargo, a pesar de los casos de corrupción contra Benyamin Netanyahu y del desgaste de sus diez años en el poder, Gantz no se destaca en las encuestas. Incluso su contrincante está muy por delante en términos de popularidad personal.

"Bibi hizo un gran trabajo protegiendo a Israel de sus enemigos. Haciendo de Israel un lugar realmente más seguro, un gran trabajo... Pero pienso que el próximo gobierno tendrá que ser más fuerte frente a los árabes", estima Simcha, un sexagenario que votó por el Likud.

Según Gideon Rahat, profesor de Ciencias Políticas en Jerusalén, la popularidad de Netanyahu no es un obstáculo insuperable: "Netanyahu es apoyado por cerca del 42% de la población. Pero no pienso que sea importante porque al final, en Israel, se vota por un partido, no por un candidato", explica el académico.

Frente a la oficina, la campaña electoral continúa: cuatro partidos han instalado puestos y desplegado pancartas para tratar de convencer a los electores israelíes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.