Saltar al contenido principal
Israel

Israel: incertidumbre política tras el empate entre Netanyahu y Gantz

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el general retirado Benny Gantz.
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el general retirado Benny Gantz. JACK GUEZ, Oded Balilty / AFP

Ni el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ni su rival, Benny Gantz, están en condiciones de formar gobierno tras las elecciones legislativas celebradas este miércoles. Para el Likud en el poder el empate tiene sabor a derrota.

Anuncios

Por Daniel Blumenthal, corresponsal de RFI en Tel Aviv

Computados más del 90% de los votos, las listas mayoritarias Likud y Azul y Blanco empatan con 32 escaños en la Knesset, pero ninguna de ellas, ni Benjamin Netanyahu ni Benny Gantz, pueden formar gobierno el uno sin el otro.

Para Netanyahu no es menos que una gran derrota. Los titulares de la prensa señalan que el pueblo votó por ¨basta Bibi¨, para que la presente sea su última cadencia al frente del gobierno de Israel.

El panorama para la formación de gobierno después de conocidos los resultados casi oficiales de los comicios de la víspera es tan complicado que en la calle y en las sedes de los partidos políticos no podía notarse un claro ambiente de triunfo, aunque en el Likud, el partido gobernante casi ininterrumpidamente durante los últimos dos decenios, se siente la derrota.

Saliendo está mañana de su domicilio, el jefe de Azul y Blanco, el General retirado Benny Gantz, llamó al público a tener paciencia.

¨Esperaremos para ver los resultados verdaderos a medida que avanza el día. Estuvimos mucho tiempo ocupados con la campaña electoral y ahora debemos correr. Esperemos otro día o dos y le deseamos al pueblo de Israel un buen y esperado gobierno de unidad¨.

Frente a él, Netanyahu había llamado a la formación de un "gobierno sionista fuerte", sin la participación de "partidos árabes antisionistas".

"No habrá ni podrá haber un gobierno basado en partidos árabes antisionistas, partidos que nieguen la existencia misma de Israel como estado judío y democrático", dijo Netanyahu.

El filo de la balanza cuelga de las manos de Avigdor Lieberman, quien impidió pocos meses atrás que Netanyahu forme un gobierno de extrema derecha para salvarse del inminente juicio en su contra y que llama a la formación de un gobierno de unidad nacional laico entre Likud, Azul y Blanco y su propia lista Israel es Nuestro Hogar.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.