Saltar al contenido principal
Deporte

Mundial de Atletismo de Doha: el calor es como ‘meter una pizza en el horno’

El Khalifa Stadium, por ejemplo, está completamente climatizado, y debería hacer entre 23 y 25 grados en el recinto.
El Khalifa Stadium, por ejemplo, está completamente climatizado, y debería hacer entre 23 y 25 grados en el recinto. REUTERS

Las sofocantes temperaturas, acompañadas por los altos niveles de humedad, representan un desafío sin precedentes para los deportistas que compiten este viernes en el Mundial de Atletismo de Doha, que empieza este viernes. Las delegaciones deben tomar medidas excepcionales para evitar problemas de salud.

Anuncios

Al pisar Doha, las delegaciones se preocupan por las condiciones climáticas de la competencia que empieza este viernes en la capital de Catar. La temperatura es de unos 40°C, a veces con más de 60% de humedad. La ropa se pega de inmediato a la piel y los cristales de los antejos se empañan.

Es como cuando “uno mete la pizza en el horno”, resume el director técnico del atletismo francés, Patrice Gergès. Hasta los atletas antillanos de la delegación gala se mostraban extrañados al ver las manos húmedas al salir del aeropuerto, afirmando que estas condiciones no tenían nada que ver con las que conocían hasta entonces.

“Someter a los deportistas a condiciones de calor y humedad tan extremas es algo que nunca se había visto en mundiales de atletismo ni en ninguna otra competencia”, se alarma el médico de la delegación francesa Jean-Michel Serra.

La temperatura será muy distinta según la disciplina. El Khalifa Stadium, por ejemplo, está completamente climatizado, y debería hacer entre 23 y 25 grados en el recinto. Sin embargo, la experiencia de quienes compitan en el exterior será muy distinta, sobre todo para quienes se sometan a los 50 kilómetros marcha o la maratón. El pistoletazo de largada está previsto para la medianoche para evitar el bochorno diurno.

El presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Sebastian Coe, admite que las condiciones son difíciles.

“Quienquiera que haya corrido o competido sabe que la temperatura puede manejarse, pero que la humedad es un verdadero desafío. Así que tomamos más recaudos que de costumbre. Tendremos un servicio médico reforzado y más agua en las pistas. Pero sí, va ser duro”, reconoce.

El médico de la delegación francesa Jean-Michel Serra explica que “cuanto mayor es el índice de humedad a su alrededor, menor es la capacidad del cuerpo para eliminar su propia transpiración, por lo que el sistema interno va a aumentar su temperatura”. “Eso incrementa el riesgo de hipertermia ligado al esfuerzo y de un fuerte malestar”, añade, consultado por RFI.

Pasar de un espacio fresco climatizado al horno del aire libre representa un peligro. Gilles García, responsable de los corredores de media distancia de Francia explica las consignas que deben seguir. “Al subir al autobús o regresar al hotel hay que cubrirse. Es lo contrario de lo que solemos hacer”, cuenta.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.