Saltar al contenido principal
DOHA - MEDIOAMBIENTE

Doha, un controvertido balance medioambiental

El Khalifa International Stadium de Doha 2019
El Khalifa International Stadium de Doha 2019 AFP/Giuseppe Cacace

El Mundial de atletismo, que comenzó el viernes en Catar y el Mundial de fútbol, que tendrá lugar en el emirato dentro de tres años -con estadios climatizados y el consiguiente consumo energético- suscita crecientes críticas de grupos ecologistas por su impacto medioambiental.

Anuncios

Catar ha equipado sus estadios con un importante sistema de climatización, tanto en los ocho recintos del Mundial de fútbol como en el estadio Khalifa de Doha, donde se disputa el Mundial de atletismo y donde los atletas compiten entre 22 y 25 grados centígrados, pese a que al exterior las temperaturas rondan los 40 grados.

Un costoso despliegue tecnológico en términos energéticos, que también implica daños colaterales medioambientales, aunque Catar insiste en que ha trabajado para que el balance de carbono, tanto en el Mundial de atletismo como en el de fútbol, sea neutro.

Durante una conferencia de Naciones Unidos sobre el clima en Nueva York, el dirigente de Catar, el emir Cheikh Tamin bin Hamad al Thani, aseguró que el país "se comprometió a organizar" un Mundial respetuoso con el medio ambiente y el primer torneo neutro en carbono " gracias a la utilización de la energía solar en los estadios y a la utilización de los sistemas de refrigeración, iluminación y agua eco energéticos".

La directora ejecutiva de Greenpeace, Zeina El Hajj es más que escéptica: "La climatización en los estadios no es respetuosa con el medio ambiente y no hace más que añadir emisiones". Agregando que ningún sistema de enfriamiento de los ocho estadios está actualmente alimentado con energía solar. Interrogados sobre el tema, los dirigentes cataríes aseguran que solo es cuestión de tiempo.

Por su parte el arquitecto de los sistemas de refrigeración de los estadios, el profesor de ingeniería Saud Abdul Ghani, reconoció que estos lugares utilizan "una buena cantidad de energía" y están apoyados en generadores diésel contaminantes en caso de corte de energía.

Paradójicamente, la utilización de paneles solares en Catar no parece ser la solución milagro ya que estos tienen problemas para funcionar a temperaturas elevadas, que reducen su eficacia, sin contar con la acumulación de polvo y suciedad.

Concluido el Mundial de atletismo, el balance energético pesará como una sombra sobre la gran cita del Mundial de fútbol, Catar 2022.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.