Saltar al contenido principal
Oriente Medio

Los kurdos negocian un doloroso compromiso con Damasco ante la ofensiva turca

Un soldado de las Fuerzas Democrátiucas Siria se prepara para ir al frente a luchar contra las tropas turcas Hasakeh, en el norte de Siria.
Un soldado de las Fuerzas Democrátiucas Siria se prepara para ir al frente a luchar contra las tropas turcas Hasakeh, en el norte de Siria. DELIL SOULEIMAN / AFP

Los kurdos sirios anunciaron el domingo 13 de octubre que habían llegado a un acuerdo con Damasco sobre el despliegue del ejército sirio cerca de la frontera turca. El objetivo es apoyar a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS). Los contactos entre ambas partes se habían reanudado a través de Rusia desde el inicio de la ofensiva de Ankara el miércoles. Bashar al Asad es el principal beneficiario de este giro en el conflicto.

Anuncios

No cabe duda: el anuncio de la administración kurda marcará un punto de inflexión y volverá a barajar las cartas en el conflicto sirio. Damasco enviará sus tropas a territorio controlado por los kurdos - a petición de éstos - para ayudarles a repeler la agresión en Ankara. Esta asesina ofensiva turca contra los kurdos es una bendición para el régimen de Bashar al Asad.

Las conversaciones que condujeron al acuerdo tuvieron lugar en la base aérea rusa de Hmeimim, en la provincia de Latakia, entre representantes del gobierno sirio y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) dirigidas por los kurdos, en particular por las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

Si los kurdos se volvieron hacia Damasco es porque fueron abandonados por los estadounidenses. Washington anunció el domingo la retirada de mil de sus soldados del norte de Siria, casi todas las fuerzas del país.

El acuerdo sirio-kurdo no era obvio: hasta hace poco, el régimen de Bashar al Asad describía a los combatientes de esta minoría como "traidores" por su alianza con Washington. Varios observadores lo habían señalado: la salida de los norteamericanos dejaría el campo abierto a Rusia y al régimen sirio.

"Concesiones dolorosas"

Para justificar este acuerdo entre los kurdos y Damasco, el alto comandante de las FDS Mazloum Abdi declaró en Foreign Policy, una revista estadounidense, que el régimen sirio y su aliado ruso habían "hecho propuestas que podían salvar la vida de millones de personas".

"Sabemos que tendremos que hacer concesiones dolorosas", admitió.” Pero entre el compromiso y el genocidio de nuestro pueblo, elegiremos la vida”, agregó.

Justo antes de la ofensiva turca, los kurdos habían pedido a Rusia que desempeñara un papel de "garante" en el "diálogo" con el régimen, que entonces había dicho que estaba dispuesto a "acoger a sus hijos extraviados”

Ahora, las FDS esperan que el ejército sirio les ayude a liberar todas las localidades ocupadas por el ejército turco y sus aliados desde el comienzo de esta ofensiva. En los últimos años, los kurdos han establecido una autonomía de facto sobre vastas zonas del norte y el nordeste de Siria, alrededor de un tercio del país, después de haber dedicado todas sus fuerzas en la batalla de los últimos años contra los yihadistas del grupo Estado Islámico. Kobane, Raqqa, especialmente y más recientemente Baghouz, lucharon la guerra y liberaron todas estas ciudades una por una.

Desde entonces, los kurdos han estado negociando con el régimen de Damasco. No para separarse, sino para preservar sus conquistas. Sin embargo, Damasco podría volver a imponer su soberanía sobre esta región.

Movimientos de tropas sirias

La ofensiva turca, lanzada hace cinco días tras la retirada estadounidense y a pesar de las fuertes críticas internacionales, pretende establecer una "zona de seguridad" de 32 kilómetros de profundidad para separar su frontera de los territorios controlados por las Unidades de Protección Popular (YPG), considerada una organización "terrorista" por Ankara.

Es probable que esta "zona" acoja a algunos de los 3,6 millones de sirios que actualmente se refugian en Turquía, una de las muchas consecuencias del conflicto que ha asolado Siria desde 2011.

Sobre el terreno, se ha informado de un movimiento de tropas sirias hacia Manbij y posiblemente también hacia Kobane, dos ciudades amenazadas por Turquía. Queda por ver si Ankara irá en contra de la voluntad de Moscú, que sigue siendo dominando el juego en Siria.

Las fuerzas turcas se apoderan de Tal Abyad

Este acuerdo llega en el momento adecuado para las FDS, ya que las fuerzas turcas y sus aliados sirios tomaron el domingo la ciudad fronteriza de Tal Abyad, en el norte de Siria, informa nuestro corresponsal en Beirut, Paul Khalifeh. Es la ciudad más grande conquistada hasta ahora por las tropas de Ankara desde el comienzo de su ofensiva.

A pesar de la deserción de muchos elementos árabes de las FDS, éstas han mostrado una fuerte resistencia a los soldados turcos. Pero sus líneas de defensa finalmente cedieron bajo el poder de fuego y el gran número de tropas contratadas por los atacantes.

El ejército turco y sus auxiliares sirios también tomaron el domingo el control de una importante carretera en el noreste de Siria que une territorios controlados por combatientes kurdos en las provincias de Raqqa y Hassaké. Los turcos y sus aliados cortaron la carretera M-4 30 km más abajo.

La pérdida de control de este eje debilita la capacidad de maniobra de los combatientes kurdos y compromete sus rutas de abastecimiento. Los periodistas vieron decenas de tanques turcos estacionados a lo largo de la carretera, que es el único acceso a la ciudad de Kobane, en la frontera sirio-turca.

Los combatientes kurdos también se enfrentan a una situación difícil en la ciudad de Ras al-Ain, que está prácticamente rodeada por el ejército turco. Desde el miércoles se ha apoderado de 40 aldeas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Cerca de 800 familiares de yihadistas en fuga

El domingo, las fuerzas kurdas también anunciaron la huida de unos 800 familiares cercanos a yihadistas del Estado Islámico tras el ataque turco. Al menos 26 civiles murieron.

Desde el miércoles, 104 combatientes kurdos y más de 60 civiles han muerto, según un último informe del OSDH. Según la ONU, más de 130.000 personas han sido desplazadas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.