Saltar al contenido principal
Siria

Siria: Combates esporádicos tras el alto el fuego entre kurdos y turcos

Ciudad fronteriza de Ras al Aín, Siria.
Ciudad fronteriza de Ras al Aín, Siria. REUTERS/Murad Sezer

“Hay fuego de artillería esporádico y se escuchan disparos en la ciudad de Ras el Aín”, ciudad fronteriza del norte de Siria, según informó la ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos. Unos combates que se producen después de que este jueves Turquía aceptara suspender su ofensiva militar durante cinco días.

Anuncios

Informa Andrés Mourenza desde Sanliurfa, sur de Turquía

Estados Unidos convenció a Turquía de que detenga su ofensiva sobre Siria, al menos durante las próximas 120 horas. A cambio, las milicias kurdas deberían retirarse 32 kilómetros al sur de la frontera turca, según anunció el vicepresidente Mike Pence tras una reunión con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

El pacto incluye la disposición de retirar a las milicias kurdas todo su armamento pesado y que la zona tampón que se creará a lo largo de la frontera turca sea asegurada por las fuerzas armadas de Turquía.

Con este acuerdo se suspenderían las sanciones impuestas este lunes por el presidente Donald Trump contra miembros del gobierno de Ankara y contra la economía turca en caso de que el alto el fuego se mantenga.

El mayor obstáculo a su implementación es que la primera reacción de la parte kurda ha sido el rechazo parcial del acuerdo. Un portavoz político de la principal formación kurdo siria afirmó que para ellos resulta inaceptable que a Turquía se le permita permanecer y controlar una franja tan amplia de territorio sirio.

¿Hacia un alto el fuego duradero?

Como es habitual en las primeras horas de un alto el fuego, este viernes se registraron ataques esporádicos, sin embargo para Jana Jabbour, especialista de la diplomacia turca en Medio Oriente, el acuerdo tiene todos los ingredientes para que la tregua sea duradera. “Vamos hacia un alto el fuego definitivo porque este acuerdo va bien tanto a Washington y a Ankara”, dice a RFI esta profesora de Relaciones Internacionales de Sciences Po en París.

“Después de la retirada de los combatientes kurdos de la zona fronteriza, Turquía podrá establecer una zona de 30 kilómetros. Eso es lo que quería para protegerse de las milicas kurdas del YPG (Unidades de Protección Popular) y de una eventual autonomía kurda en su frontera que podría tener un efecto dominó dentro de Turquía. El segundo objetivo es establecer en ese lugar un gran número de refugiados sirios que actualmente están en territorio turco”

La especialista asegura que a Washington esta zona de seguridad le va a permitir “contrarrestar la presencia e influencia” de Rusia con el menor coste posible, puesto que Estados Unidos no necesitará desplegar tropas.

Los grandes perdedores de este acuerdo son los kurdos porque en esta zona “querían establecer su región autónoma, Rojava”, concluya Jana Jabour.

Las declaraciones “obscenas e ignorantes” de Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, se felicitó por el alto el fuego alcanzado no sin hacer unas polémicas y bochornosas declaraciones. Dijo que había dejado a los kurdos y a los turcos enfrentarse en Siria porque eran “como dos niños que necesitaban “pelearse un poco”.

"Lo que hice no fue demasiado convencional. Pensé que necesitan pelearse un poco, como dos niños. Se les deja pelear un poco y después los separamos", dijo, durante un mitin en Dallas (Texas).

Unas declaraciones tildadas de “obscenas” e “ignorantes”. “200.000 personas inocentes desplazadas, cientos de muertos, informaciones creíbles sobre crímenes de guerra, prisioneros del Estado Islámico que se evaden y Estados Unidos que evacúa y bombardea sus propias posiciones cediéndolas a los rusos. ¿Dos niños peleándose?”, publicó en las redes sociales, Bret McGurk, ex enviado especial de Estados Unidos ante la coalición anti Estado Islámico. (con AFP)

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.