Saltar al contenido principal
Líbano

Hariri intenta contener una movilización popular sin precedentes

Manifestantes en las calles de Beirut, 20 de octubre de 2019.
Manifestantes en las calles de Beirut, 20 de octubre de 2019. REUTERS/Ali Hashisho

El primer ministro, Saad Hariri y el presidente, Michel Aoun, reúnen un consejo de ministro extraordinario con el objetivo de presentar una serie de medidas para intentar frenar la contestación en la calle. Entre las propuestas estaría descartar nuevos impuestos y lanzar un programa de privatizaciones. Mientras, las movilizaciones continúan por quinto consecutivo.

Anuncios

La pregunta es si el plan de Hariri será suficiente para calmar los ánimos de los libaneses en un país donde la crisis económica se agrava con una deuda pública superior a los 86.000 millones de dólares, más del 150% del PIB.

Este lunes desde primera hora de la mañana, se registraron los primeros bloqueos de carreteras para evitar que los empleados acudieran a sus puestos de trabajo. Los bancos, las universidades y las escuelas están cerradas.

Se trata de una nueva jornada de movilización después de que este domingo cientos de miles de personas se manifestaran por todo el país. En el centro de Beirut, cohetes, música y muchas banderas con las que la juventud expresaba sus frustraciones por el alto costo de la vida en un país donde cortes de agua y electricidad son incesantes.

"Los libaneses estamos unidos por una causa: queremos aumentar el nivel de vida, queremos que nuestro día a día cambia”, explicaba a RFI Nabil de 21 años.

Hartos de la corrupción de la clase política, los libaneses reclaman gente nueva en los puestos de decisión y más transparencia. 

"Estamos felices, antes la gente tenía miedo de que hubiera una revolución y que ésta tuviera una dimensión religiosa, pero no es así. Estamos unidos", dice Yara, de 23 años.

Las manifestaciones estallaron el jueves como respuesta a una propuesta de impuesto a las llamadas de whatsapp y otros servicios de mensajería. El gobierno abandonó el plan, pero la mecha ya estaba prendida y el incendio ahora amenaza a todo el sistema político libanés.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.