Saltar al contenido principal
Líbano

La lucha continúa entre los manifestantes y las autoridades

La policía arrastra a un manifestante durante una operación para abrir una carretera bloqueada durante las protestas antigubernamentales en Beirut.
La policía arrastra a un manifestante durante una operación para abrir una carretera bloqueada durante las protestas antigubernamentales en Beirut. REUTERS/Mohamed Azakir

El Líbano vivió un fin de semana de violencia entre el ejército libanés, que intentaba reabrir las carreteras bloqueadas durante diez días, y los manifestantes. Unas 15 personas, entre ellas cinco militares, resultaron heridas.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Beirut, Paul Khalifeh.

Las autoridades no logran abrir el tránsito en la mayoría de las carreteras cerradas durante diez días por los manifestantes en todo el Líbano. Sin embargo, se elaboró un plan detallado en una reunión celebrada el sábado por la mañana en el Ministerio de Defensa entre los jefes del ejército, la policía y diversos servicios de seguridad.

Cientos de soldados y policías antidisturbios, acompañados por topadoras, intentaron despejar la carretera costera que conecta el norte con el sur del país. Este eje vital está cortado en una docena de puntos por terraplenes de tierra, barricadas improvisadas o manifestantes tendidos en el suelo.

Los militares se enfrentaron con algunos manifestantes, que no cedieron ni ante los intentos de negociación o al uso de la fuerza. Tan pronto como la carretera era despejada, los manifestantes regresaban para volver a cortarla.

Las fuerzas de seguridad también han intentado despejar un puente en el centro de la ciudad y que conduce al Grand Sérail, donde se encuentran las oficinas del Primer Ministro Saad Hariri. Después de horas de lucha, el ejército evacuó la zona, cediendo el terreno a los manifestantes.

Los incidentes más violentos ocurrieron en Beddaoui, al norte de Trípoli, la segunda ciudad más grande del país.

Los soldados, que dijeron haber sido el blanco de lanzamientos de piedras y fuegos artificiales, dispararon contra la multitud. El enfrentamiento dejó heridos entre los los manifestantes y soldados. El Primer Ministro Saad Hariri ordenó una investigación.

El fin de semana también estuvo marcado por las primeras manifestaciones de apoyo al Presidente Michel Aoun. Cientos de sus partidarios marcharon en un suburbio al este de Beirut y otras partes del país.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.