Saltar al contenido principal
Israel

Benny Gantz tampoco logra formar gobierno y se perfilan nuevas elecciones

Benny Gantz durante su conferencia de prensa en Tel Aviv admite su fracaso a la hora de formar gobierno, el 20 de noviembre de 2019.
Benny Gantz durante su conferencia de prensa en Tel Aviv admite su fracaso a la hora de formar gobierno, el 20 de noviembre de 2019. REUTERS/Amir Cohen

El rival del primer ministro Benjamin Netanyahu, Benny Gantz, anunció el miércoles 20 de noviembre al presidente israelí que no podía formar un gobierno de unidad. Por lo tanto, Israel se acerca a nuevas elecciones parlamentarias.

Anuncios

La situación no tiene precedentes en Israel: los candidatos a la formación de un gobierno reconocen su fracaso y, por primera vez, es el Parlamento el responsable de encontrar un diputado capaz de recibir el apoyo de una mayoría absoluta. Y todo esto en tres semanas. “La opinión general es que esto es poco probable", señala nuestro corresponsal en Jerusalén, Michel Paul.

"He levantado cada piedra para intentar formar un gobierno de unión nacional", declaró Benny Gantz, durante una conferencia de prensa en la que dijo haber anunciado al presidente Reuven Rivlin ser "incapaz de formar gobierno".

Mientras la ley le daba hasta las 11:59 p.m. para hacerlo, finalmente el rival del primer ministro tiró la toalla. "El líder del partido Azul-Blanco Benny Gantz habló con el presidente Reuven Rivlin para decirle que no podía formar un gobierno", dijo su partido político.

Las elecciones parlamentarias de septiembre no lograron zanjar claramente entre el Primer Ministro saliente, Benjamin Netanyahu, y el ex Jefe de Estado Mayor del Ejército, Benny Gantz. Ninguno de ellos contaba con el apoyo necesario, con sus respectivos aliados, para exigir una mayoría parlamentaria.

"Me encontré con un muro de perdedores"

El Presidente Rivlin ordenó en un primer momento a Netanyahu, en el poder desde 2009, que formara un gobierno. Pero, a la cabeza de un bloque derechista y religioso de 54 diputados, este último no había logrado ganar suficientes votos para alcanzar el umbral de la mayoría en la Knéset (61). Por lo tanto, Rivlin se dirigió a Benny Gantz, enfrentado a una misión que algunos consideraban imposible.

Gantz no logró convencer a Avigdor Lieberman -líder de un partido no alineado, Israel Beitenu- de que se uniera a él en una coalición, ni a Benjamin Netanyahu de que compartiera el poder en un sistema de rotación. "Me encontré con un muro de perdedores (de las elecciones), que hicieron todo lo que pudieron para impedir que los ciudadanos israelíes se beneficiaran de un gobierno bajo mi liderazgo", dijo el líder del Partido Azul-Blanco en una conferencia de prensa en Tel Aviv.

"Netanyahu ha puesto en primer lugar sus intereses personales (...) y debe recordar que todavía estamos en democracia y que la mayoría de la gente votó por una política diferente a la suya", añadió. "El pueblo no puede ser rehén de una minoría extremista", argumentó el ex militar, que buscaba formar un gobierno de unidad "liberal".

Israel podría volver a las urnas por tercera vez en menos de un año

Ante el estancamiento, el Presidente puede dar tres semanas a los diputados para que propongan nombres de funcionarios electos que puedan tener éxito donde los dos grandes líderes del partido han fracasado. Deben tenerse en cuenta dos elementos en un futuro próximo: el deterioro de la situación de seguridad, en particular en la frontera septentrional y con Irán, y la posible inculpación de Netanyahu.

Si el Primer Ministro saliente fuera acusado de corrupción, se desbloquearía de repente la crisis política en Israel. Sobre todo, la decisión del Fiscal General de Israel sobre este caso es inminente. Pero si ningún político logra asumir el liderazgo del gobierno, entonces el país volverá a las urnas por tercera vez en menos de un año.

Si este último intento fracasa el 11 de diciembre, la Knéset se disolverá automáticamente. Y las elecciones se celebrarán 90 días después, en marzo. El diario Israel Hayom, que revela el ambiente general, llegó a los kioscos el jueves 21 de noviembre con el siguiente titular: "Estamos hartos. Cuando hayan tomado una decisión, háganoslo saber.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.