Saltar al contenido principal
Irán

Las comunicaciones se restablecen en medio de 'una mezcla de ira, tristeza y decepción'

Manifestación en apoyo al gobierno iraní, el 25 de noviembre de 2019.
Manifestación en apoyo al gobierno iraní, el 25 de noviembre de 2019. ATTA KENARE / AFP

Las comunicaciones se restablecen poco a poco en Irán después de su corte casi total la semana pasada, a causa de las manifestaciones contra el aumento de los precios del combustible. Amnistía Internacional estima que estos enfrentamientos causaron "al menos 143 muertos", mientras Teherán sólo reconoce a cinco víctimas.

Anuncios

En Irán, las protestas empezaron el 15 de noviembre debido al aumento de los precios del combustible. Mientras las autoridades hablan de cinco muertos, la organización de Derechos Humanos Amnistía Internacional, en cambio, se refiere a "al menos 143" en "un terrible ataque contra la vida humana", temiendo un número de víctimas "mucho mayor".

La organización dice que prosigue su trabajo de investigación. "Revisamos muchos videos donde se ve a miembros de las fuerzas de seguridad disparar deliberadamente a manifestantes desarmados. En algunos casos, incluso cuando la gente estaba huyendo de la policía", afirma Mansoureh Mills, de Amnistía Internacional, a RFI.

Restablecimiento de las comunicaciones

Poco a poco, las comunicaciones que estaban cortadas se están restableciendo. El escritor Javad Djavahery, exiliado en Francia desde hace mucho tiempo, señala que aunque puede de nuevo hablar con sus contactos en Irán, las conexiones siguen siendo muy limitadas, además de una cierta desconfianza acerca de la confidencialidad de los intercambios. Pero sobre todo, "las imágenes y los mensajes empiezan a llegar, empezamos a medir la magnitud de la represión que han sufrido los iraníes", dice, preocupado por la situación de las personas detenidas.

Una residente de Teherán contó a RFI que durante las protestas, "en el centro y el norte de Teherán, las calles estaban inusualmente vacías, nada que ver con el tráfico habitual. De hecho, mucha gente tenía miedo de salir de sus casas, miedo de quedarse atrapada en una manifestación".

"Todo el mundo siente una mezcla de ira, tristeza y decepción. Y sin embargo, debemos seguir viviendo", añadió. Según ella, "la gente está especialmente enojada porque se le ha privado de un derecho básico, al aislarla del mundo exterior. Está enojada también por la propaganda de la televisión pública y de todos los medios de comunicación que no quisieron admitir la realidad, es decir que la gente es pobre, destruida y ya no puede hacer frente a la situación".

"Injerencia en los asuntos internos de Irán"

El lunes 25 de noviembre se organizó una importante contramanifestación en Teherán en apoyo a los líderes iraníes, para denunciar lo que el gobierno llama "disturbios". Para el gobierno, las protestas de los últimos días fueron alentadas por Estados Unidos: "Consideramos que esto es una injerencia en los asuntos internos de Irán. Los líderes estadounidenses continúan con su política hostil de máxima presión", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, e invitó a los países extranjeros a observar las contramanifestaciones.

"Esta guerra ha terminado", afirmó por su parte el comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución, el general Salami, a los manifestantes progubernamentales reunidos en Teherán el lunes.

El presidente estadounidense Donald Trump acusó a Teherán de haber cortado internet para que la gente "no pueda hablar de la enorme violencia que está ocurriendo en el país". Hace unos días, Estados Unidos anunció sanciones contra el ministro iraní de Telecomunicaciones, Mohammad Javad Azari Jahromi, por "su papel en la amplia censura de internet".

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.