Saltar al contenido principal
Irán

Teherán suma restricciones ante el rebrote de coronavirus

Una mujer con una mascarilla camina en una calle, tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Teherán
Una mujer con una mascarilla camina en una calle, tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Teherán VIA REUTERS - WANA NEWS AGENCY

Ante la incesante propagación del covid-19, el gobierno iraní impuso el domingo nuevas medidas, como el uso obligatorio de la mascarilla en algunos lugares públicos y la autorización para imponer restricciones en las provincias más afectadas.

Anuncios

Con pocas excepciones, la vida en Irán regresó a la normalidad a partir del 18 de abril. La crisis económica agudizada por las sanciones económicas impuestas por Estados Unidas, no dejó otra alternativa al gobierno del presidente Hassan Rohani, que después de insistir por semanas sobre la importancia del uso de tapabocas y de recordarle a la población que la pandemia no había terminado, ayer  domingo anunció el uso obligatorio de las mascarillas a partir del 5 de julio en lugares donde se congreguen personas, especialmente en áreas cerradas como son los bazares abovedados que dominan el comercio del país.  

Según el viceministro de Salud, Iraj Harirchi, en sitios como "las oficinas gubernamentales o centros comerciales" no se atenderá a quienes no lleven máscara.

Desde el sábado, el ministerio de Salud inició la campaña "Llevo mascarilla" para incitar a los iraníes a respetar los protocolos sanitarios.

Pero la aplicación de la medida parece difícil ya que, según el alcalde de Teherán, Pirouz Hanachi, mucha gente no lleva mascarilla, sobre todo en los transportes públicos de la capital, donde ya es obligatoria.

 Solo "el 50% de los usuarios del metro llevan máscara (...) y son aún menos en el autobús", lamenta Hanachi, citado por la agencia semioficial de noticias Isna.

En marzo se suspendieron los eventos públicos y se cerraron comercios no esenciales y colegios pero el gobierno empezó a levantar las restricciones en abril, pidiendo a la población que llevase mascarilla en público.

Demora en aplicar las medidas

El Presidente Rohani asegura que en las provincias catalogadas como “rojas”, donde el coronavirus tiene actualmente mayor presencia, el uso podría ser obligatorio en cualquier actividad si las autoridades locales lo consideraban conveniente.

Muchas voces críticas se preguntaban este lunes en la redes sociales por qué el gobierno no imponía el uso del tapabocas en el espacio público y porqué había que esperar una semana para que la medida entrara en marcha.

El nuevo rebrote al que se enfrenta el país está concentrado en regiones consideradas fronterizas, especialmente al occidente del país que limita con Irak, pero según información dada por personal médico en Teherán los casos también han repuntado en la capital.

Para nadie pasa desapercibido que la cifra de muertos que se registran diariamente en los últimos días no está lejos de barrera de los 160 fallecidos que fue la máxima cifra otorgada por el gobierno durante los peores días de la crisis. Otra cifra que alarma es que de los 2.489 casos identificados entre sábado y domingo pasado, 1.406 fueron hospitalizados.

 Irán, el país más golpeado por la pandemia en Oriente Medio, ha superado oficialmente un balance total de 10.508 muertos, según cifras del fin de semana.

Con AFP

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.