Saltar al contenido principal
Salud y bienestar

Mal de Parkinson: muchos avances en el tratamiento de los síntomas

Audio 15:47
La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más presente en el mundo después del Alzheimer.
La enfermedad de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más presente en el mundo después del Alzheimer.

El mal de Parkinson no tiene aún cura, pero muchos avances se han hecho en el tratamiento de los síntomas mejorando la vida de las personas que padecen esta enfermedad. Una buena noticia para la segunda enfermedad neurodegenerativa más importante en el mundo, tras el Alzheimer. Se calcula que 40 millones de personas sufren esta enfermedad. Para el 2050 la cifra se multiplicará por tres debido al envejecimiento de la población.

Anuncios

Los síntomas más conocidos son el temblor, problemas de equilibrio, rigidez y lentitud de los movimientos. Pero en los últimos años se han dado muchos avances en el tratamiento de estos síntomas, mejorando la calidad de vida de los pacientes. Adoptar algunos hábitos cotidianos puede también ayudar en sobrellevar mejor esta enfermedad.

 
La posibilidad de padecer el mal de Parkinson aumenta a partir de los 60 años de edad, aunque no es una enfermedad exclusiva de las personas mayores. Es una enfermedad que se duplicará en 20 años y se triplicará en 2050 debido al envejecimiento de la sociedad.

Síntomas motores y pre motores

Los síntomas más conocidos del mal de Parkinson son los llamados “motores”: temblor en manos, brazos, piernas, mandíbula y cara, problemas de equilibrio y coordinación, rigidez en brazos, piernas y tronco y lentitud de los movimientos son los síntomas más visibles de esta enfermedad.

Pero los primeros síntomas aparecen mucho antes, entre 5 y 15 años y son mucho más sutiles, como nos explica el neurólogo José Matías Arbelo, del Hospital Insular Gran Canaria: “Puede haber una pérdida del olfato, también aparecer trastornos del estado de ánimo, sentirse apático, puede haber un cambio en el hábito intestinal, va aumentando el estreñimiento, o puede haber trastornos de la conducta del sueño”.

Importancia de un diagnóstico temprano

Se calcula que 30 % de las personas con la enfermedad de Parkinson no lo saben. El diagnóstico toma a veces entre uno y cinco años. Pero un diagnóstico precoz puede ayudar mucho a las personas que padecen esta enfermedad. Y si bien en la actualidad el mal de Parkinson no tiene cura, ha habido muchos avances en el tratamiento de los síntomas, por ejemplo, se han empezado a aplicar ultrasonidos a nivel cerebral para el control del temblor esencial. Además de la farmacología propia para combatir los síntomas, existen otros tipos de tratamientos como las terapias alternativas, como la cirugía o las terapias con perfusión gracias a las cuales la calidad de vida de los enfermos ha mejorado sustancialmente en los últimos 20 años.  

Entrevistado: Doctor José Matías Arbelo, coordinador del grupo de estudio de trastornos de movimiento de la Sociedad Española de Neurología y responsable de la Unidad de Parkinson del Hospital Insular Universitario de Gran Canaria (España).
 

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.