Saltar al contenido principal
Honduras

La ONU abre una oficina en Honduras para proteger los DDHH

Antes de la ceremonia de inauguración, la comisionada adjunta se reunió con el presidente Hernández, quien en un discurso, agradeció Gilmore.
Antes de la ceremonia de inauguración, la comisionada adjunta se reunió con el presidente Hernández, quien en un discurso, agradeció Gilmore. Fuente: Reuters.

Por invitación del gobierno hondureño, Naciones Unidas abrió una sede en un marco de amenazas y asesinatos de activistas de derechos humanos y ambientalistas y los altos niveles de violencia y la impunidad.  

Anuncios

La comisionada adjunta de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Kate Gilmore, inauguró la noche del miércoles una oficina de derechos humanos en Honduras, a petición del gobierno.

En su discurso, Gilmore destacó que la oficina se abre "por invitación" del gobierno de Juan Orlando Hernández por "el compromiso del país con los derechos humanos".

Para el padre Ismael Moreno, reconocido defensor de los derechos humanos, la apertura de esta oficina “es un reconocimiento oficial por parte del gobierno de Honduras de los altos niveles de inseguridad y de indefensión en que se encuentran diversos sectores de la sociedad hondureña, y especialmente ante la grave violación a los derechos humanos que existe y el Estado hondureño no tiene capacidad de control”.

“Por otra parte creo que es un reconocimiento por parte la ONU de la necesidad de estar presente en un país donde la institucionalidad del Estado se ha vuelto incapaz para responder a la necesidad de romper con la impunidad y que es lo que está en la base de los dinamismos de la violencia en Honduras”, agregó en declaraciones a RFI.

Desde 2009, después del golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya, Honduras ha fracasado en los intentos por lograr aprobar el Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, con sede en Ginebra.

Los principales obstáculos para aprobar el examen anual han sido las amenazas y asesinatos de activistas de derechos humanos y ambientalistas y los altos niveles de violencia y la impunidad.

Honduras registra una tasa de 60 homicidios por cada 100.000 habitantes, eso es más de seis veces el promedio mundial de 8,9 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.