Saltar al contenido principal
Coronavirus

¿Cuáles son los tests para detectar el nuevo coronavirus?

Una colegiala chipriota se somete a una prueba de hisopado para el coronavirus en su primer día de regreso a la escuela en la capital, Nicosia, tras el levantamiento de un cierre de dos meses.
Una colegiala chipriota se somete a una prueba de hisopado para el coronavirus en su primer día de regreso a la escuela en la capital, Nicosia, tras el levantamiento de un cierre de dos meses. AFP

Existen diferentes pruebas para diagnosticar si una persona ha contraído el coronavirus del SARS-CoV2. Estos tests toman cada día mayor importancia en la gestión de la pandemia. Sirven para detectar quién está infectado, quién se infectó y quizás dentro de poco, quién está inmune y en qué grado. Cada día nuevos tests obtienen la homologación de las autoridades sanitarias, ya sea pruebas rápidas, serológicas o los llamados tests PCR que detectan material genético del virus y que siguen siendo los más fiables. Una revisión de los diferentes tipos de tests en torno a la Covid-19.

Anuncios

Cuando se habla de tests o pruebas para detectar el virus SARS-CoV2 en realidad hay dos conjuntos principales, los tests virales que indican si una persona está infectada con el virus, los llamados tests PCR (el nombre técnico es RT-PCR), y las pruebas de sangre (pruebas serológicas) también llamadas pruebas de anticuerpos que detectan si la persona ha desarrollado anticuerpos contra la COVID 19.

Al principio de la pandemia, cuando se mostraba cómo Corea del Sur luchaba contra la COVID 19 a través de tests masivos a su población, las pruebas que se mostraban en los medios eran los llamados test PCR, introduciendo en la nariz un hisopo de algodón para tomar una muestra de la mucosa.

Este test en concreto busca encontrar la presencia de material genético del SARS-CoV2 en el organismo, es la prueba más fiable para detectar al virus y es el test que utilizan los gobiernos para controlar la expansión real de la epidemia y para aplicaciones de seguimiento como la aplicación francesa de STOP Covid.

La prueba consiste en introducir un hisopo nasofaríngeo, una especie de hisopo de algodón largo, para tomar células nasales profundas. La operación dura sólo unos segundos y puede ser más o menos dolorosa, ya que se necesita introducir el hisopo hasta unos 15 cm al fondo de la fosa nasal.

El siguiente paso es detectar una « hebra » de ARN perteneciente al coronavirus del SARS-CoV2, para transformarla luego en una hebra de ADN y poder ser analizada.

Se llama test PCR por sus siglas en inglés, (Polymerase Chain Reaction), ya que es una prueba de reacción en cadena de la polimerasa, la polimerasa es una enzima capaz de transcribir o replicar los ácidos nucleicos.

En realidad, la PCR es capaz de detectar una secuencia de ADN en la muestra, pero el problema es que el coronavirus SARS-CoV2 no tiene ADN en su interior, sino ARN (ácido ribonucleico). Esto se resuelve con esta enzima polimerasa transcriptasa inversa, capaz de convertir el ARN en ADN. Este paso extra se denomina « RT por retrotranscripción » por eso la técnica de diagnóstico se llama « RT-PCR » aunque de modo simplificado la gente se refiere a estas pruebas como tests PCR.

En Francia estas pruebas las pueden llevar a cabo los hospitales o los laboratorios clínicos. Para evitar los « falsos negativos », se recomienda tomar muestras de ambas fosas nasales. En el caso de un paciente con síntomas severos, es preferible tomar la muestra en la tráquea o incluso en los bronquios, ya que el virus migra progresivamente hacia las vías respiratorias.

Hay que recalcar que después de unos días, la « carga viral » en la nariz de un paciente con síntomas puede desaparecer y falsear la prueba. De ahí, que esta prueba debe llevarse a cabo al principio de la aparición de los síntomas o cuando se sospecha que la persona estuvo en contacto con una persona infectada.

En Francia, desde el 11 de mayo, estas pruebas están disponibles para las personas frágiles, que presentan síntomas o que han estado en contacto con una persona infectada. Si se tiene prescripción médica, la Seguridad Social reembolsa su costo que es de alrededor de 50 euros.

Pruebas serológicas de sangre

El otro gran grupo de pruebas son las llamadas pruebas de anticuerpos o pruebas serológicas (análisis de sangre) y éstas intervienen en otro momento de la infección, ya que buscan detectar ya no el material genético del virus, sino los anticuerpos producidos en reacción al virus.

Estas pruebas buscan identificar la presencia de anticuerpos de tipo IgM (inmunoglobulina M) y de tipo IgG (inmunoglobulina G) específicos al SARS-CoV2. Estos anticuerpos se adhieren al virus para desactivarlo o eliminarlo.

La generación de anticuerpos puede demorar entre 1 y 3 semanas, incluso más, y aún no se sabe para el caso de la Covid 19, si el hecho de tener anticuerpos puede proteger a la persona y evitar que vuelva a ser infectado por el virus o cuánto tiempo puede durar dicha protección.

Hacerse una prueba serológica al principio de la infección no tiene ningún sentido, ya que el cuerpo aún no ha producido anticuerpos y los resultados pueden ser falsos. Estas pruebas deben llevarse a cabo de preferencia tres semanas después de que la persona tuvo los primeros síntomas de la enfermedad.

En un dictamen emitido el 2 de mayo por la Alta Autoridad Francesa de la Salud (HAS) ésta advirtió: « Las pruebas serológicas, en complemento de los tests PCR, pueden ayudar a responder a la pregunta ¿estoy o he estado enfermo de la Covid 19? pero no pueden responder por el momento a la pregunta  ¿soy contagioso ? ni mucho menos ¿estoy protegido contra la covid 19 ?».

Estas prueba son útiles para saber si una persona estuvo infectada con el nuevo coronavirus y dar una mejor idea de la expansión real de la enfermedad. Pero por el momento no son un « certificado » de que la persona tenga una inmunidad. Tampoco se sabe aún cuánto tiempo dura dicha inmunidad, si son semanas, meses o por ejemplo un año y medio.

Aunque, por ejemplo, el Instituto Pasteur de Francia está desarrollando una prueba serológica que busca precisamente evaluar el « nivel de inmunidad » que tiene el paciente.

En este conjunto de pruebas de sangre, hay varios tipos, entre ellas las pruebas de serología automatizadas, las pruebas rápidas de diagnóstico (RDT) o las pruebas de autodiagnóstico (TROD).

Hace poco, en Francia, el Centro Nacional de Referencia (CNR) publicó una larga lista de tests homologados que incluye 98 propuestas, tanto tests PCR como tests serológicos que se puede consultar aquí.

Como se puede observar, hay diversos tests desarrollados por diversos laboratorios en Estados Unidos, Francia, China o Corea del Sur.

En algunas pruebas, como el de serología automatizada, se utiliza el método ELISA (ensayo inmunoenzimático, del inglés Enzyme-Linked ImmunoSorbent Assay), capaces de realizar cientos de pruebas al día y otras pruebas como las de detección unitarias, conocidas como pruebas rápidas, detectan anticuerpos a partir de una sola gota de sangre en pocos minutos.

Si es una prueba automatizada ELISA ésta se puede llevar a cabo en un hospital o en un laboratorio, y los resultados se obtienen en pocas horas.

Si es una prueba de autodiagnóstico (TROD) ésta puede llevarse a cabo en laboratorio o fuera de éste, con un pinchazo en el dedo y recolectando una gota de sangre.  El resultado aparece rápidamente como una prueba de embarazo. Estas últimas pruebas de autodiagnóstico están aún en una etapa de implementación y, de obtenerse un resultado positivo, es decir que se detectaron anticuerpos, se necesita una corroboración de tests serológicos automatizados hechos en laboratorio tipo ELISA.

El precio de las pruebas serológicas no está regulado, depende de la marca y oscila entre 25 y 45 euros. Una prueba serológica automatizada ELISA y RDT (prueba rápida de diagnóstico) puede ser reembolsada, siempre que se realice bajo prescripción médica y que sea una prueba aprobada por el Centro Nacional de Referencia (CNR) La Alta Autoridad de Salud decidió el 20 de mayo a favor de dicho reembolso.

En conclusión, las pruebas no dan pues respuestas cerradas, hay que saber interpretarlas, ya que hay varias variables. Es decir, hay pacientes que presentaron síntomas leves de la enfermedad que dieron positivo en un test PCR pero luego dieron negativo en los tests serológicos y después más tarde dieron positivo o por el contrario, siguieron dando negativos. Para estos casos aún no se sabe si la persona se reinfectó con el virus, si le quedaba algo del virus en su organismo y éste resurgió: son varias las hipótesis que los investigadores están analizando y cada día hay nuevas informaciones al respecto.

Las autoridades sanitarias francesas recomiendan integrar los resultados de estas pruebas serológicas en la base de datos del SI-DEP, (Système d'Informations de DEPistage), el sistema de seguimiento de la Covid 19 en Francia, de la misma manera que los de las pruebas virales (Tests PCR), con el fin de garantizar una mejor gestión de la epidemia.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.