Saltar al contenido principal
XVI CUMBRE DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Japón se niega a extender el Protocolo de Kioto

El viceministro de Medio Ambiente japonés, Hideki Minamikawa, durante su intervención.
El viceministro de Medio Ambiente japonés, Hideki Minamikawa, durante su intervención. ©Reuters

La decisión del país asiático ha dejado un halo de pesimismo respecto a los resultados de la cumbre: "Si no tenemos una decisión clara en este tema en Cancún será imposible tomar decisiones en otros temas", ha dicho el negociador brasileño. EEUU y China aún no han ratificado los acuerdos generales sobre la reducción de la emisión de gases contaminantes.

Anuncios

El Gobierno de Japón se convirtió ayer en protagonista de la conferencia sobre cambio climático en Cancún al ratificar públicamente su decisión de no suscribir una extensión del Protocolo de Kioto, cuya primera fase expira en 2012.

Las ONG y los negociadores de la conferencia han mostrado su preocupación por el rechazo reiterado del país asiático ha asumir ese compromiso. "La declaración de Japón no ayuda (a la negociación) y muchos países están preocupados", afirmó el jefe negociador de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo.

El martes el negociador brasileño había afirmado: "Si no tenemos una decisión clara en este tema (segundo periodo del Protocolo) en Cancún será imposible tomar decisiones en otros temas".

Pero la postura del Gobierno japonés es firme, aunque arruina la cumbre casi antes de que le de tiempo a coger altura. "No tiene sentido fijar un segundo período para el protocolo tal como está ahora, imponiendo obligaciones sólo para un pequeño grupo de países desarrollados", dijo en rueda de prensa el viceministro de Medio Ambiente japonés, Hideki Minamikawa

“Tenemos que lograr una reducción de emisiones a nivel global", agregó el viceministro. En su opinión en ese esfuerzo deberían participar "todos los emisores principales", aludiendo a China y EEUU, con el 22% y el 19% de las emisiones contaminantes, respectivamente.

El Protocolo de Kioto, firmado en 1997 y que entró en vigor en 2005, es el único instrumento legal que impone objetivos en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a los países industrializados. Estados Unidos nunca lo ratificó, tampoco China (por ser un país en desarrollo), así que sólo concierne en la actualidad al 30% de las emisiones mundiales de carbono. Sin embargo, varios países en desarrollo insisten en que se firme un segundo periodo de compromisos antes de que expire el primero, en 2012.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.