Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Incremento del consumo de alcohol en la zona OCDE

Audio 04:15
El "binge drinking" es practicado en gran medida por los jóvenes.
El "binge drinking" es practicado en gran medida por los jóvenes. Getty images/ Karen Moskowitz

En el primer informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico sobre el consumo de alcohol en los países miembros del organismo, publicado esta semana, la OCDE alerta sobre el aumento de las llamadas borracheras exprés o binge drinking.

Anuncios

Beber vasos de ron o vodka, uno tras otro, en pocos minutos, para desembocar en una "borrachera exprés", se ha convertido en un fenómeno "preocupante", en particular en los jóvenes y las mujeres. Esta es la principal conclusión del informe de la OCDE - divulgado el martes 12 de mayo de 2015 -  sobre el consumo de alcohol en los países miembros del organismo.

En los últimos 20 años, la ingestión de bebidas alcohólicas ha disminuido levemente en el club de las naciones más desarrolladas. Hoy se consume un promedio de nueve litros de alcohol puro por persona al año. Pero esta media esconde disparidades, como lo indicó el Secretario General de la OCDE, el mexicano José Angel Gurría.

Un episodio de binge drinking, o de sobrealcoholización exprés, corresponde a la absorción de cinco a ocho vasos de alcohol en una sola ocasión. El fenómeno, que también existe en América Latina, se debe, según la OCDE, a que las bebidas alcohólicas se han vuelto cada vez más baratas para los jóvenes. Así lo señaló Francesca Colombo, a la cabeza de la División de Salud en la OCDE.

Este consumo excesivo de alcohol  - considerado peligroso a partir, aproximadamente, de veintiún vasos de vino por semana en un hombre y de catorce en la mujer -  tiene consecuencias nefastas para el individuo, pero también para la sociedad.

En total, se estima que el consumo nocivo de alcohol es responsable de la pérdida de un 1% del PIB de los países de la OCDE. Una cifra considerable que debería incentivar a los gobiernos a actuar, considera José Angel Gurría.

Si se implementaran políticas de control con eficacia, los países de la OCDE podrían cumplir con el objetivo fijado en 2013 por la Organización Mundial de la Salud de reducir el consumo nocivo de alcohol en un 10% de aquí a 2025.

Audios: José Angel Gurría, Secretario General de la OCDE; Francesca Colombo, División de Salud de la OCDE.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.