Saltar al contenido principal
Salud y bienestar

Cosmética: ingredientes tóxicos vs ingredientes naturales

Audio 11:25
Getty Images/Thinkstock

La publicidad de los cosméticos nos promete todo un mundo de mejoras para nuestro cuerpo: un cabello más sedoso y fuerte, una piel más tersa, hidratada, rejuvenecida... Con gráficos de aspecto médico, música pegadiza y toda una serie de ganchos publicitarios, intentan convencernos de los milagros que sus productos pueden operar. ¿Pero qué contienen realmente los cosméticos?

Anuncios

Si leemos la etiqueta de una crema de manos, por ejemplo, la lista de componentes es incomprensible para el consumidor medio. Es la nomenclatura propia al sector de la química para la cosmética, altamente controlada: las composiciones de los productos siguen una estricta regulación que marcan los Estados, o en el caso de la Unión Europea, las instituciones de Bruselas.

Si bien este sector está altamente regulado, a veces se descubre a posteriori, en ocasiones años después de que una crema o un champú se esté utilizando, que algunos de los componentes que lleva son perjudiciales o directamente nocivos para la salud humana. Ecoestética, un proyecto que analiza los contenidos de los cosméticos, publicó una lista de componentes químicos a evitar en los cosméticos.

El efecto sobre la salud es bastante difícil de medir, sin embargo varias organizaciones independientes o fundaciones se empeñan en estudiarlo. Una de las más importantes es Skin Deep, del Environmental Working Group. Una organización estadounidense que ha analizado más de 64 mil productos y ha obtenido una lista de varias decenas de componentes a evitar. Pero no es nada fácil navegar entre estos nombres, y si bien hay cada vez más estudios sobre los efectos de los componentes químicos, estos productos se siguen utilizando.

La alternativa a la cosmética convencional es la cosmética orgánica, que por ahora es desconocida por el gran público, sobre todo en España o América Latina. En Europa, esta tendencia de la cosmética orgánica viene en particular de mercados como el alemán o el francés, donde la gama de productos disponibles es mucho mayor que en el resto de la Unión.

Aunque por el momento la tendencia del natural la lleven las marcas orgánicas y certificadas, las marcas tradicionales siempre están atentas a los vientos cambiantes.

Entrevistadas: Olga Ferré, responsable de la unidad Cosmética de Quimidroga, Montse Escutia, secretaria general de Vida Sana y coordinadora de Ecoestética, y Alexandra, bloguera alias Miss Bio.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.