Saltar al contenido principal
Vida en el Planeta

C40: alcaldes del mundo llaman a actuar por el clima

Audio 04:34
Foto oficial del C40 en México, el pasado 1 de diciembre de 2016.
Foto oficial del C40 en México, el pasado 1 de diciembre de 2016. REUTERS/ Hector Guerrero/Pool

Reducir de mitad las emisiones de carbono para 2020, prohibir los vehículos diésel en México, Madrid y París… Esos son los compromisos que hicieron las 90 ciudades más grandes del mundo. Sus alcaldes estaban reunidos hasta el viernes pasado en la Ciudad de México, para el C40. Una cumbre internacional para impulsar los objetivos del Acuerdo de París sobre el clima, e insistir en la urgencia de la lucha contra el calentamiento global. Un reportaje de Emilie Barraza.

Anuncios

En los pasillos del lujoso hotel Hilton de México, los alcaldes de las ciudades más grandes del mundo estaban todos reunidos para luchar contra el cambio climático, y junto a los alcaldes de Washington, París o Hong Kong, estaban los de Medellín, Santiago de Chile, Buenos Aires, México, o Sao Paulo.

Estas ciudades latinoamericanas comparten un continente y muchos problemas como la desigualdad, la segregación, o la violencia, pero según Helen Fernández, alcaldesa de Caracas, la lucha contra el cambio climático, lejos de ser un asunto secundario, puede ayudar en mejorar la vida de los habitantes. Para Eduardo Paes, alcalde de Río de Janeiro, el reto del cambio climático en el continente es fundamental.

Tres cientos setenta y cinco mil millones de dólares serán necesario para que las ciudades más grandes del mundo puedan respetar el Acuerdo de París sobre el clima. Anne Hidalgo, alcaldesa de París y nueva presidenta del C40, considera que las ciudades no podrán actuar sin la ayuda de la iniciativa privada: “Hoy, el 70% de la inversión en la transición ecológica en el mundo es inversión pública, y más que todo por parte de las ciudades. ¡No podremos seguir funcionando así! Tenemos que buscar el sector financiero. Y esta movilización de la finanza en ese sector generará crecimiento, empleos… ¡y ya lo estamos viendo! Y las ciudades son el lugar idóneo para movilizar esos financiamientos”.

¿La finanza para salvar al planeta? Para Steve Adler, el alcalde de Austin, Texas, una de las ciudades más verdes en Estados Unidos, no sólo eso es la solución, sino que también representa una inmensa oportunidad económica: “La economía de Austin es dinámica en parte gracias a nuestro compromiso en la lucha para el medio ambiente. Genera dinero, genera más empleos, las empresas se quieren quedar… Es una fuerza para nuestra ciudad, no una debilidad”.

Más autonomía, más iniciativa para las ciudades, pero el liderazgo estatal seguirá siendo fundamental en la lucha contra el cambio climático. Con Donald Trump, los alcaldes de Estados Unidos lo saben. El próximo presidente de Estados Unidos se mostró escéptico sobre el tema y no parece muy convencido de la importancia del Acuerdo de París sobre el clima.

Junto con 40 alcaldes de Estados Unidos, Greg Stanton, alcalde de Phoenix, Arizona, mandó una carta al presidente para recalcar la urgencia de la lucha por el medio ambiente: “Pedimos a nuestro presidente que siga con el liderazgo de Estados Unidos en la lucha contra el cambio climático. La gran mayoría de las acciones para el clima se hacen a nivel de las ciudades, así que nosotros seremos capaces de seguir la lucha aunque Trump tome malas decisiones, pero será mucho mejor con el apoyo del presidente, porque el liderazgo del presidente de Estados Unidos es fundamental y nadie lo podrá reemplazar”.

Los alcaldes del C40 decidieron reducir a la mitad sus emisiones de carbono para 2020 mientras que las ciudades de México, Madrid y París se comprometen a retirar los vehículos diésel para 2025. Eduardo Paes, el alcalde de Río de Janeiro, lo dijo así de sencillo: “No existe un plan B, es esto o nada”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.