Saltar al contenido principal
Cambio Climático

¿La lucha de los jóvenes a favor del clima es eficaz?

Niños, estudiantes y activistas manifestan en Viena contra el cambio climático. Viena, Austria, 27 de septiembre de 2019.
Niños, estudiantes y activistas manifestan en Viena contra el cambio climático. Viena, Austria, 27 de septiembre de 2019. ®REUTERS/Leonhard Foeger

El mundo entero pudo escuchar a la joven activista sueca Greta Thunberg desafiar entre lágrimas a los líderes del mundo, durante la reunión de la ONU sobre el clima, el lunes pasado, en la sede de la ONU en Nueva York. En el resto del mundo, otros jóvenes, continúan movilizándose pese a que algunos ya se inquietan por la sordera climática de muchos gobernantes.

Anuncios

Es realmente eficaz la lucha de nuestros jóvenes? Fue la pregunta que RFI planteó a François Gemenne, investigador y especialista de migraciones relacionadas con el medio ambiente.

“Tengo la impresión de que este movimiento juvenil ha contribuido, en menos de un año, mucho más que casi toda la comunidad de activistas ambientalistas en veinte o veinticinco años. Me parece notable y hay que congratularse por ello. Pienso que su mayor logro es haber puesto la problemática climática en el centro de la política y haber transformado ese problema en un reto político, una cuestión que hasta ahora había estado presa en una esfera de militantes y científicos”.

Sin embargo comienzan a percibirse diferencias entre los distintos movimientos:

“Los jóvenes no comparten todos la misma opinión, No sé si hay algo de manipulación ahora, pero en todo caso pueden aparecer diferencias y contradicciones en el seno del movimiento y a partir del momento en el que el clima se convierte en un reto político, me parece normal que planteen una serie de preguntas contradictorias y que susciten debates en cuanto a la manera de enfocar el problema y las acciones que deben adoptar. Es más, ese tipo de debate me parece sano. Los jóvenes no forman una especie de bloque uniforme. Tienen una reivindicación común, pero estamos saliendo de una parálisis de años durante los que se hablaba de salvar el clima, de salvar el planeta, pero llegó la hora de tomar decisiones colectivas. Estamos en un momento de transición, y por ende difícil, en el que hay opiniones diversas, lo que es normal en una democracia”.

Ya no son solo protestas o llamados a actuar contra el calentamiento global en la ONU: 16 jóvenes, incluida Greta Thunberg, anunciaron el lunes una nueva ofensiva, esta vez en el terreno legal, denunciando la inacción de los líderes como una violación de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

“Confieso que soy más circunspecto al respecto. El ángulo es original y me parece interesante utilizar la convención de los derechos del niño. El problema es que dado el número limitado de firmantes, los países acusados no son necesariamente los que más contaminan, no tiene el impacto deseado. Además no se trata de una verdadera querella jurídica sino de una querella ante una comisión de expertos que no dictarán ninguna sentencia sino una recomendación que conocemos de antemano. Recomendará a esos países que reduzcan más que emisiones con efecto invernadero y que protejan el derecho de los niños, pero temo que no tendrá efectos directos”.

Entretanto, Greta Thunberg, ícono de la lucha contra el cambio climáticoa, fue galardonada este miércoles con el "Nobel alternativo" Right Livelihood, que otorga una fundación sueca:

“Yo diría que es lógico. Anotemos que son cuatro los laureados de manera que no es ella sola, pero eso va a reforzar más la personalización de la lucha contra el cambio climático y confieso que me inquieta la reacción, a menudo muy violenta, que suscita Greta Thunberg, en una sociedad cada vez más polarizada entre los pro y los contra la lucha climática. No me gustaría que eso polarice opiniones y posiciones sobre una cuestión que necesita cierto consenso social para transformar a toda la sociedad”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.