Saltar al contenido principal
Mexico

Día de Muertos: cantar y comer con sus difuntos

Mexicanos alrededor de las tumbas de sus seres queridos en el Día de Muertos. Oaxaca, Mexico. 2019.
Mexicanos alrededor de las tumbas de sus seres queridos en el Día de Muertos. Oaxaca, Mexico. 2019. REUTERS/Jorge Luis Plata

Como cada 2 de noviembre, los mexicanos se entregan en cuerpo y alma al Día de Muertos. Los altares se llenan de velas, de cantos y de comida, para crear un cálido reencuentro con los familiares fallecidos. Una celebración que ya traspasa fronteras y se anida en la cultura mundial.

Anuncios

El olor a cera fundida se mezcla con el aroma de las flores de cempasúchil colocadas sobre las tumbas de los cementerios mexicanos, a los que miles de personas acuden para recordar a sus difuntos durante el tradicional Día de Muertos.
Frente a las tumbas, los visitantes montan coloridos altares en honor a sus seres queridos, a quienes les dedican cantos y rezos durante la madrugada del 1 y 2 de noviembre cuando las ánimas arriban del inframundo, según dicta esta tradición de raíz indígena.
"Se cree que los espíritus andan vagando por aquí, así que nos sentimos muy contentos de reencontrarnos con nuestros muertitos", dice Francisco Rubio, comunicólogo de 68 años que visitaba el Panteón Dolores, ubicado en el oeste de Ciudad de México.
De acuerdo con esta celebración, que mezcla raíces indígenas con tradiciones cristianas de la época colonial española, la madrugada del 1 de noviembre las almas de los niños arriban provenientes del "Mictlán", como los mexicas llamaban al inframundo.
En tanto, el 2 de noviembre está dedicado a las ánimas adultas, a quienes reciben con alimentos y bebidas que han sido preparados una noche antes.
Aunque las costumbres de la festividad pueden variar entre las diferentes zonas de México, todas coinciden en el reencuentro entre vivos y muertos como el motor principal de la celebración más querida e importante para los mexicanos.
"Tengo el gusto de venir cada a año a visitar a mi difunta hermana. Es una tristeza y una alegría a la vez porque me acuerdo mucho de ella", dijo con nostalgia Sara Hernández, ama de casa de 55 años.
La festividad del Día de Muertos, convertida ya en un símbolo dentro y fuera de México, fue catalogada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2003.
Durante la maratónica jornada es frecuente que en los panteones también suene la música de mariachi o de tríos de guitarra para consentir "a los que se han adelantado en el camino".
"A los que vienen a visitar a sus difuntos, les gustan las canciones viejas, de la época de oro del cine mexicano (1940-1950). Disfrutan la música que ya no se oye, ahora puro reggaetón", contó Armando Medina, músico de 73 años.

Una mujer disfrazada en Día de Muertos. Monterrey, México. 2019
Una mujer disfrazada en Día de Muertos. Monterrey, México. 2019 REUTERS/Daniel Becerril

   
Festejos masivos

El gobierno de Ciudad de México organiza actividades alusivas al festejo, que este año iniciaron con un desfile masivo de "catrinas", el famoso personaje creado por el caricaturista José Guadalupe Posada en 1910, y al que esta semana se sumó una ofrenda en el Bosque de Chapultepec.
Este sábado, un megadesfile dedicado al Día de Muertos transitará por la céntrica y turística avenida de Paseo de la Reforma. En el evento participarán "más de 2.500 artistas, carros alegóricos y grupos coreográficos", según las autoridades capitalinas.
"El Día de Muertos es una expresión que se hecho masiva, en la que el mexicano ha modificado o incorporado nuevos elementos a la idea de la mexicanidad", explicó Octavio Murillo, director de acervos del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas.
Pero la fascinación por esta tradición no solo ha permeado entre los mexicanos, también entre los extranjeros, quienes han adoptado la festividad por su significado y colorido.
El filme de James Bond "Spectre" (2015), en el que aparece una procesión en México con calaveras, catrinas y animales imaginarios conocidos como "alebrijes", ha contribuido a esta masificación de la celebración en los últimos años.
También las películas animadas de Hollywood "The Book of Life" (2014) y "Coco" (2017) han incrementado la popularidad de la festividad en el mundo.
"Lo más importante es destacar que la festividad, la original, la de los pueblos indígenas, no tiene mucha relación con estas representaciones modernas", dijo Murillo.
 

Con AFP.-

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.