Saltar al contenido principal
COP25

La urgencia climática se queda sin respuesta firme

Los líderes mundiales posando al inicio de la COP25 el pasado 2 de diciembre
Los líderes mundiales posando al inicio de la COP25 el pasado 2 de diciembre REUTERS/Susana Vera

 "El tiempo de actuar" tan reclamado en la COP25 no llegó. Fragmentada, la comunidad internacional se quedó lejos este domingo de mostrar la resolución que le exigen la ciencia y la sociedad civil, al lograr un acuerdo de mínimos frente a la urgencia climática. 

Anuncios

Por Silvia Celi, enviada especial de RFI a la COP25 en Madrid 

 

Dos intensas semanas de negociaciones, con una prórroga récord de 42 horas, no permitieron reunir a los casi 200 países participantes en esta conferencia de la ONU detrás de una posición fuerte, confirmando que el entusiasmo multilateralista con el que hace cuatro años se suscribió el Acuerdo de París apenas subsiste.

Los negociadores solo han podido acordar un débil llamamiento a los países a realizar esfuerzos más ambiciosos contra el cambio climático. Y han tenido que aplazar de nuevo el desarrollo del artículo del Acuerdo de París referido a los mercados de CO2 ante la imposibilidad de consensuar un texto. 

El acuerdo final de la COP25 establece que los países deberán presentar en 2020 unos compromisos más ambiciosos de reducción de emisiones (las llamadas Contribuciones Nacionales Determinadas) para hacer frente a la emergencia climática. Según el acuerdo, el conocimiento científico será "el eje principal" que debe orientar las decisiones climáticas de los países para aumentar su ambición, que debe actualizarse permanentemente de acuerdo a los avances de la ciencia.

Durante la COP25, la ciencia elevó al máximo la alerta en cuanto a los peligros climáticos a los que se enfrenta el planeta, con la subida del nivel del mar y la multiplicación de fenómenos extremos cmo canículas, sequías e inundaciones.

 

Las protestas de las ONG tras la jornada del sábado

“El texto del acuerdo final es horrible”, dicen al unísono todas las organizaciones no gubernamentales que participa en la cumbre como observadores.

Jennifer Morgan, secretaria ejecutiva de Greenpeace Internacional pronunció palabras muy duras contra la presidencia chilena de la COP25: “Estamos en la recta final de esta negociación y lo que vemos es un texto totalmente inaceptable. Sería una traición hacia los pueblos del mundo que sufren del impacto del cambio climático y que están pidiendo acciones. El único trabajo que tiene la presidencia chilena es proteger la integridad del Acuerdo de París y no permitir que lo destruyan por el cinismo y el egoísmo. Por ahora está fallando. Este texto demuestra que está escuchando a los que contaminan y no a la gente. Para que Chile demuestre que ha escuchado la voz de su propio pueblo, tiene que estar aquí por todos nosotros y no quedar mirando a Japón, Brasil y a Estados Unidos. Tres países que están destruyendo al planeta”.

Según Alden Meyer, de la Union of Concerned Scientists, que representa a al mundo científico y que ha participado en todos los encuentros climáticos, “nunca he visto una cumbre en la que los políticos estén más alejados de la ciencia. Nunca”, enfatizó.

“El borrador presentado por la presidencia chilena es un desastre”, exclamó Mohamed Adow de Power Shift Africa, “en los diez años que he estado siguiendo las cumbres climáticas es el peor que he visto (…) así como Chile traicionó a su gente, así mismo está traicionando a los habitantes de este planeta", añadió.

Según los portavoces de las oenegés, hay dos puntos principalmente inaceptables, abrir una puerta al mercado de carbón de doble conteo que permitiría a una país como Brasil usar sus créditos de carbono y al mismo tiempo venderlos a otro. Es decir que, la misma tonelada de carbono seria contada dos veces.

El segundo punto concierne los derecho humanos. Un capítulo muy sensible para las oenegés que los negociadores quieren aplazar hasta el 2028. Un tiempo más que suficiente como para matar al máximo de personas, repiten en coro.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.