España comienza una nueva legislatura de incierta gobernabilidad

Anuncios

Madrid (AFP)

España celebra este martes la sesión inaugural de las nuevas Cortes surgidas de las elecciones del 10 de noviembre que supondrá el inicio de una legislatura llena de dudas sobre la gobernabilidad de este país instalado en el bloqueo político.

El actual jefe de gobierno, el socialista Pedro Sánchez, (PSOE, 120 escaños), dispone de un preacuerdo de coalición con la izquierda radical de Podemos (35) pero requiere de otros partidos regionales en un Congreso de 350 diputados altamente fragmentado.

Entre estas pequeñas formaciones están los independentistas catalanes de Izquierda Republicana (ERC, 13 escaños), con quienes el PSOE inició conversaciones que proseguirán el martes por la tarde.

La formación está abierta a sostener a Sánchez a cambio de una mesa de negociación para solventar la crisis catalana que no descarte el derecho a la autodeterminación.

El conflicto se agudizó en las semanas previas a las elecciones cuando el Tribunal Supremo condenó a penas de prisión a nueve dirigentes separatistas por el intento de secesión de 2017, la más alta de ellas para el líder de ERC y exvicepresidente regional Oriol Junqueras.

Esta sentencia provocó fuertes protestas en la región, algunas de una violencia inusitada hasta entonces en el movimiento separatista catalán.

La cuestión marcó los comicios, una repetición electoral de los celebrados en abril tras los que Sánchez, ganador pero sin mayoría absoluta, no consiguió los apoyos suficientes para ser investido.

El paso por las urnas no despejó la situación y fortaleció al conservador Partido Popular y especialmente a la extrema derecha de Vox, que pasó de 24 a 52 escaños para convertirse en tercera fuerza del Congreso.

- Constitución de las Cortes -

La fragmentación parlamentaria, nacida en 2015 por el desgaste de los dos partidos tradicionales PSOE y PP, se acentuó en estos comicios con hasta 16 formaciones representadas en el Congreso.

En la sesión inaugural de este martes, programada para las 10H00 (09H00 GMT), los diputados deberán escoger la presidencia de la Cámara baja que, salvo sorpresas, continuará ocupando la socialista catalana Meritxell Batet.

A la misma hora se constituirá el Senado, en la que la socialista madrileña Pilar Llop, juez especializada en violencia de género, se postula para relevar al catalán Manuel Cruz.

Por la tarde continuarán las negociaciones para una hipotética investidura de Pedro Sánchez, que tanto PSOE como Podemos desean antes de las fiestas de Navidad.

"Queremos que haya un gobierno cuanto antes", dijo el dirigente socialista durante la apertura de la cumbre climática COP25, trasladada a Madrid después de que Chile desistiera de albergarla por las protestas sociales que vive el país.

Después de los comicios de noviembre, PSOE y Podemos necesitaron apenas dos días para cerrar un preacuerdo de coalición de gobierno que se había resistido durante meses de bloqueo político.

La suma de sus diputados, sin embargo, queda lejos de la mayoría absoluta y las negociaciones para recabar el resto de apoyos pueden demorarse.

"A nosotros el tiempo no nos preocupa, nos importan los contenidos", advirtió el lunes el coordinador general de ERC y vicepresidente regional catalán Pere Aragonés.

"Aunque las conversaciones se alarguen varias semanas, un acuerdo tentativo entre ambas formaciones (PSOE y ERC, ndlr) es probable", señaló Federico Santi en un informe de la consultoría Eurasia.

Pero "el gobierno será inherentemente inestable y es improbable que aguante toda la legislatura", añadió este analista.

Algunas voces reclaman un entendimiento entre los dos grandes partidos, PSOE y PP, que asegure estabilidad tras cuatro elecciones en cuatro años.

Pero el acercamiento de los socialistas a Podemos y a los separatistas parece descartar un posible acuerdo con el PP, cuyo líder Pablo Casado acusó el lunes a Sánchez de querer "comprar la presidencia (del gobierno) al precio de la soberanía nacional".