Saltar al contenido principal

Manifestación masiva en Argelia en vísperas de la elección presidencial

2 min
Anuncios

Argel (AFP)

Varios miles de personas se manifestaron este miércoles contra la elección presidencial en el centro de Argel, a menos de 24 horas de unos comicios masivamente rechazados, constató una periodista de la AFP.

Desde el 22 de febrero, el régimen ha sido impugnado masivamente por un movimiento ("Hirak") inédito. Después de haber obtenido en abril la dimisión de Abdelaziz Buteflika, jefe de Estado desde hacía 20 años, el "Hirak" exige ahora el desmantelamiento del conjunto del "sistema político", en el poder desde la independencia en 1962.

Los manifestantes consideran estas elecciones como una maniobra para que el sistema se mantenga.

El miércoles por la tarde, los manifestantes forzaron el cordón policial y se congregaron ante la Grande Poste (Correo), centro emblemático de la protesta en la capital, coreando consignas como "Volveremos a traer la libertad" o "No hay marcha atrás".

La policía, que controla el centro de la capital, procedió a unas 20 detenciones tras haber intentado rechazar, a veces con porras, a los manifestantes.

Sin embargo éstos se negaban a abandonar las calles hacia las 14H00 GMT, según constató la periodista de la AFP.

Los manifestantes prometen permanecer toda la noche ante la Grande Poste, lugar tradicional donde se congrega el movimiento del "Hirak".

"Vamos a pasar la noche fuera para obtener nuestra independencia, y la democracia" dijo a la AFP Hamid, de 22 años, un desempleado del barrio de Belouizdad.

Pilar del régimen, el alto mando del ejército asume abiertamente el poder desde la dimisión de Buteflika y se empeña en elegir rápidamente un sucesor para salir de la crisis político-institucional en la que se encuentra sumido el país.

Los cinco candidatos (Abdelaziz Belaid, Ali Benflis, Abdelkader Bengrina, Azzedine Mihubi y Abdelmajid Tebbune) vivieron una campaña electoral que terminó el domingo a medianoche, agitada y muy complicada, bajo un clima de creciente represión.

Todos ellos son considerados como "hijos del sistema" por su papel durante la presidencia de Buteflika -dos fueron sus Primeros ministros y otros dos ministros-, pero se les reprocha, sobre todo, que sirvan de fianza al régimen presentándose a las elecciones.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.