Inesperada final del Mundial femenino de balonmano entre España y Holanda

Anuncios

Kumamoto (Japón) (AFP)

La final del Mundial de Balonmano femenino enfrentará el domingo en Kumamoto (Japón) a dos selecciones inesperadas, España y Holanda, que derrotaron este viernes respectivamente a Noruega y Rusia.

Parecía misión imposible clasificarse para la final para una selección española que nunca había disputado una final mundialista y que tenía como mejor resultado en este torneo el bronce logrado en 2011, y que se enfrentaba además a Noruega, el mejor equipo de la última década, tres veces campeón mundial (1999, 2011 y 2015) y que buscaba su tercera final consecutiva.

Pero liderado por Almudena Rodríguez (6 goles de 7 intentos) y 'Shandy' Barbosa (con otros 7 tantos), el equipo que dirige Carlos Viver dio la sorpresa con una gran segunda parte.

Tras un primer periodo de máxima igualdad (13-13 al descanso), las 'Guerreras' se mostraron más eficientes en el lanzamiento (60% por el 55% de las nórdicas) y sobre todo, las noruegas erraron desde el punto de penal (sólo 3 de 7), lo que hipotecó sus opciones de victoria.

En la primera semifinal, Holanda, que como España buscará su primera corona mundial, había ya dado la sorpresa al ganar a Rusia por 33-32 en un partido muy disputado en el que las diferencias en el marcador nunca superaron los dos goles.

Estavana Polman y Lois Abbingh lideraron el ataque neerlandés, con 9 y 8 goles respectivamente. Por las rusas destacó Anna Viakhireva, con 11.

Será la segunda final mundialista para las holandesas. En la primera perdieron contra Noruega en 2015.