Líderes de Sudán del Sur se comprometen a formar gobierno de unidad nacional

Juba (AFP) –

Anuncios

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el líder rebelde Riek Machar, se comprometieron este martes a formar un gobierno de unidad nacional antes de finales de febrero, dentro del plazo de 100 días otorgado por los líderes africanos.

Desde la firma de un acuerdo de paz en septiembre de 2018, la lucha ha disminuido significativamente en Sudán del Sur, pero Salva Kiir y su ex vicepresidente Riek Machar no han logrado materializar ciertas disposiciones cruciales del acuerdo, incluida la creación de un ejército unificado, el diseño de fronteras y la cantidad de estados regionales en que se subdividirá el país.

En este contexto, la formación de un gobierno de unidad nacional, inicialmente programada para mayo, se pospuso por primera vez al 12 de noviembre y luego se otorgó un nuevo plazo de 100 días durante una reunión en Uganda.

"Nos dijimos a nosotros mismos que deberíamos formar el gobierno en los 100 días", dijo Kiir después de reunirse en Juba con Riek Machar, quien, sin embargo, enfatizó que la cuestión del número de estados regionales aún no se había resuelto.

Machar, que vive en el exilio en Jartum, dijo que las partes negociadoras esperan un informe del vicepresidente sudafricano David Mabuza antes de avanzar en este tema.

Kiir aclaró que si el problema del número de estados regionales no se resuelve en el momento de la formación del gobierno, la responsabilidad de hallar una solución recaería sobre las nuevas autoridades.

Ambos líderes, en cuya rivalidad está el origen del conflicto de Sudán del Sur, llegaron sin embargo a un acuerdo sobre la integración de las fuerzas de los dos campos en un ejército unificado.

"Queremos comenzar a entrenar a las diversas fuerzas de seguridad en una o dos semanas", dijo Machar.

Sudán del Sur se hundió en una guerra civil en 2013, dos años después de su independencia de Sudán, cuando Kiir, de la etnia dinka, acusó a Machar, su ex vicepresidente, miembro del grupo étnico nuer, de Fomentar un golpe de estado. El conflicto costó la vida a más de 380.000 personas.