Absuelven en Canadá a exrehén de talibanes juzgado por agresiones sexuales a su esposa

Anuncios

Ottawa (AFP)

Un canadiense que fue tomado como rehén junto a su esposa durante cinco años en Afganistán fue absuelto este jueves por un tribunal que lo juzgó por acusaciones de violencia y agresiones sexuales a su pareja tras su retorno de cautiverio en 2017.

Joshua Boyle, de 36 años, se había declarado inocente de los 19 cargos que se le imputaron, entre ellos agresión sexual, secuestro, acoso y amenazas de muerte contra su esposa estadounidense, Caitlan Coleman.

El juez Peter Doody estimó que no existía prueba directa alguna que le permitiera discernir entre las versiones de ambos cónyuges. Ni Boyle ni su esposa son testigos "creíbles" o "fiables", consideró.

Lawrence Greenspon, abogado de Boyle, presentó a Coleman como una mujer inestable que padece problemas mentales y pérdidas de memoria.

Los presuntos hechos se produjeron dos meses después del retorno de ambos a Canadá tras pasar cinco años como rehenes en Afganistán.

Casados en 2011, Boyle y Coleman fueron secuestrados por los talibanes un año después y entregados a la red Haqqani, afiliada a los talibanes, en Pakistán.

Fueron liberados en octubre de 2017 junto a los tres hijos que tuvieron en cautiverio. Un cuarto hijo nació posteriormente.

Coleman sostuvo que durante esos cinco años su esposo la agredía constantemente al tiempo que la amenazaba con matarla delante de sus hijos.

Boyle negó haberla golpeado o violado y afirmó que mantenían relaciones consensuadas "lúdicas y eróticas".

Coleman vive actualmente junto a sus hijos en Estados Unidos.