Macron quiere dar una "nueva fuerza" a la lucha antiyihadista en el Sahel

Anuncios

Port-Bouët (Costa de Marfil) (AFP)

El presidente francés, Emmanuel Macron, declaró este viernes en Costa de Marfil que deseaba darle "una nueva fuerza" a la lucha antiyhiadista en el Sahel con ocasión de la cumbre prevista en enero con los dirigentes de los países de la región en el suroeste de Francia.

"Deseo que todos podamos dar una nueva profundidad, nuevos compromisos, una nueva fuerza a esta operación para ganar ese combate indispensable para la estabilidad y la seguridad del Sahel, más ampliamente de toda la región y también de Europa", afirmó el jefe del Estado francés frente a un millar de soldados, en la base militar francesa de Port-Bouët, poco después de su llegada a Costa de Marfil para celebrar la Navidad con las tropas.

"Seguiremos luchando contra los terroristas yihadistas. Seguiremos haciéndolo con nuestros socios africanos y con nuestros socios europeos e internacionales", agregó. "Pues, si dejamos que prospere la amenaza, también nos afectará".

Macron subrayó que el objetivo de la cumbre del 13 de enero en Pau, en el suroeste de Francia, con los dirigentes de los países del G5 Sahel (Malí, Níger, Burkina Faso, Chad, Mauritania) sería "reclarificar el marco político y estratégico" de la operación. "Sin su compromiso político, no podemos actuar eficazmente en el Sahel".

Tras su visita a Costa de Marfil, Macron pasará tres horas en Niamey el domingo para reunirse con su homólogo nigerino, Mahamadou Issoufou, y rendir homenaje a los 71 soldados nigerinos que murieron recientemente en un campo militar.

El Sahel, y sobre todo Malí, Níger y Burkina Faso, es escenario de ataques de grupos islamistas, ese a un refuerzo de los ejércitos locales y de la presencia de 4.500 militares franceses de la fuerza antiterrorista Barkhane.