Violentos combates en Idlib permiten avance de fuerzas del régimen de Al Asad

Anuncios

Maaret al-Numan (Siria) (AFP)

Las fuerzas del régimen sirio arrebataron decenas de pueblos y aldeas a los yihadistas y rebeldes en el noroeste del país tras varios días de violentos combates, indicó este domingo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Desde el jueves por la noche, los enfrentamientos -sobre todo cerca de la localidad de Maaret al Numan- han dejado más de 170 muertos en los dos bandos, 71 de los cuales en las fuerzas prorrégimen, según la misma fuente.

Las fuerzas leales a Bashar Al Asad se hicieron con el control de 25 pueblos y aldeas de la zona, indicó el OSDH. "Este avance es un intento de acercarse a Maaret al Numan", afirmó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Según éste, más de 30.000 personas huyeron de la zona de combates en los últimos días.

Otros, como Abu Akram, no pudieron irse, al no contar con ningún medio de transporte. Según explicó a la AFP este padre de familia con cinco hijos, los grupos de rescate locales apenas logran evacuar a las familias.

"Todo el mundo trabaja a pleno rendimiento, pero no pueden gestionar un número tan grande de personas", explicó Akram a la AFP.

La región de Idlib, compuesta en gran parte por la provincia epónima y por segmentos de las vecinas de Alepo y Latakia, está dominada por los yihadistas del grupo Hayat Tahrir al Sham (HTS), exrama siria de Al Qaida, aunque también hay presencia de otros grupos yihadistas y rebeldes.

En esta zona viven uno 3 millones de personas, la mitad de los cuales son desplazados.

El régimen sirio controla en la actualidad el 70% del territorio del país, y trata de reconquistar las zonas que escapan a su control, como la región de Idlib, con el apoyo de la fuerza aérea rusa.

El conflicto en Siria, que comenzó a raíz de la sangrienta represión de unas manifestaciones prodemocracia por parte del gobierno en 2011, ha causado más de 370.000 muertos y millones de desplazados.