Cientos participan en última protesta en la frontera Gaza-Israel hasta marzo

Gaza (Territorios Palestinos) (AFP) –

Anuncios

Cientos de palestinos participaron en protestas a lo largo de la frontera entre la Franja de Gaza e Israel este viernes, en lo que fueron las últimas de las manifestaciones semanales organizadas por el movimiento islamista Hamás hasta marzo.

Entre una fuerte lluvia y mucho viento, las protestas tuvieron menos afluencia que las de los últimos meses, con las tensiones mucho más aliviadas que en semanas precedentes y sin tiroteos o disparos por parte del ejército israelí, informó un corresponsal de la AFP.

El ejército lanzó, sin embargo, algunas descargas de gases lacrimógenos en el sur de la Franja de Gaza cuando los manifestantes de las localidades fronterizas de Rafah y Jan Yunés se acercaron a la verja y lanzaron piedras y cócteles Molotov contra los soldados que se encontraban al otro lado de la frontera.

El jueves, los organizadores de las manifestaciones semanales que tienen lugar cada viernes a lo largo de la frontera entre la Franja de Gaza e Israel anunciaron que las protestas se suspenderán durante tres meses.

Un miembro del comité organizador de la "Marcha del Retorno", Talal Abu Zarifa, dijo a la AFP que las de este viernes serían las últimas protestas hasta el 30 de marzo de 2020.

Las protestas semanales comenzaron en marzo de 2018 para pedir el cese del bloqueo israelí, impuesto desde hace más de diez años en la Franja de Gaza, y el derecho al retorno de los palestinos expulsados de sus hogares o que huyeron a raíz de la creación del Estado hebreo en 1948.

Israel sostiene que cualquier "retorno" de palestinos a sus hogares significaría el fin de su estatus como estado judío, y acusa a Hamás de orquestar las protestas para tapar los ataques transfronterizos.

Pero en el último año, Hamás e Israel forjaron una tregua informal, precaria y a menudo intermitente, en virtud de la cual el Estado hebreo ha aliviado su bloqueo en el enclave, a cambio de calma en la frontera.

Como parte del acuerdo, Israel permitió la entrada de millones de dólares de ayuda de Catar cada mes en Gaza, territorio de dos millones de habitantes, la mitad de los cuales vive bajo el umbral de la pobreza.

Al menos 348 palestinos han muerto en Gaza por disparos del ejército israelí desde el inicio del movimiento, según un recuento de la AFP, y otros 7.800 han resultado heridos de bala, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Israel y Hamás libraron tres guerras en el enclave desde 2008.